Escribe para buscar

Diferenciación en calidad versus productividad. ANPCA

Dos conceptos que en el sector del ajo parecen el agua y el aceite, y por el que deben decantarse correctamente por uno si quieren salir del “foso” en el que se encuentran actualmente.

Comparte

Hace unos años algunos operadores del sector comentaban en nuestras páginas que era necesario incrementar la productividad en campo del ajo español para poder ser competitivos frente al chino. Buscando ese objetivo se han ido decantando hacia variedades que ofrecen un mayor rendimiento como la Spring, en detrimento de otras diferenciales como el Ajo Morado. Sin ir más lejos, se registró esta fluctuación en la pasada campaña. Sin embargo, el precio del ajo en el mercado volvió a tocar fondo un año más, vendiéndose por debajo de los costes de  producción. Ni la apuesta por un mayor rendimiento, ni la entrada en otros mercados como Brasil, ni el aumento en los volúmenes de exportación, ni la reducción de la oferta de China, han logrado hacerle levantar cabeza. La pregunta es, ¿qué está sucediendo con el ajo español?

Cada año visitamos a las entidades más relevantes y las principales asociaciones del sector, recorriendo las zonas de producción en Castilla La Mancha y Andalucía. Todos coinciden en que no saben darle el valor que el producto se merece, que hay falta de organización productiva y por supuesto “aventureros” que entran en el sector y hacen daño a los niveles de cotización por su mala gestión. “Si volvemos a vivir una campaña con precios al límite de  los costes o incluso por debajo, el sector va a sufrir una crisis muy profunda”, señala Óscar Requena, el presidente de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANPCA), que representa a la mayoría del sector, en cuanto a kilos de producción y comercialización se refiere.

La entrada en otros mercados como Brasil, donde se ha aumentado el volumen de exportación, en cualquier otro sector podría significar una vía posible de consolidar el destino, pero no en este, donde tienen claro que el factor que marca los envíos es el precio, y en el momento en que suba en relación a otros, quedarán fuera. Ahí es cuando el sector debería plantearse que ofrecer volumen no es la estrategia adecuada, a la vista está con los pésimos resultados de las últimas campañas ocasionados por el exceso de oferta. Pero sí podría serlo la diferenciación a través del origen, de la variedad, de la calidad de su producto, en definitiva. Todos están de acuerdo en esto pero existe falta de iniciativa a la hora de emprender acciones, de forma conjunta, que pongan en valor su producto. O simplemente optando por no desprestigiarlo vendiéndolo por debajo de costes, sería suficiente, como indica Requena al respecto: “Hago un llamamiento a los agricultores y operadores para que defiendan el coste del producto y no hundir el precio del ajo, porque a la larga nos puede salir muy caro. De ello depende nuestro futuro”.

De momento, desde el ANPCA se ha apostado por contratar los servicios de un profesional que haga las funciones de gerente con la idea de que haya alguien dedicado en exclusiva en pos de los intereses del sector. Esperamos que ayude a conjugar lo necesario, en un sector ávido de datos, con una necesidad de aumentar la comunicación, la transparencia y en definitiva, la cohesión. “La información es algo esencial”, apostilla el presidente.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *