Escribe para buscar

Cajas con sello de calidad para evitar mermas. PLAFORM

Después de un año de implantación de la caja de columna abierta, Grupo Plaform realiza en Fruit Attraction un balance positivo de este nuevo producto, y aprovecha este evento para hacer una clara defensa de uno de sus mayores logros, el sello Plaform, una garantía de calidad que avala el buen comportamiento del producto durante el transporte y permite minimizar pérdidas, evitando así el desperdicio alimentario.

Comparte

La caja de columna abierta se dirige a mercados que apuestan por una mayor visibilidad del contenido. Con ella el productor puede tener la confianza de que trazabilidad, variedad y propiedad de su producto van a tener la máxima presencia en el punto de venta. Además su morfología “sin tejadillo”, totalmente compatible y apilable con el diseño tradicional de Plaform-5, conlleva una mayor ventilación respecto a otros modelos y permite compatibilizar el paletizado de todos sus productos gracias a la amplia variedad de cajas de su gama. Junto a estas características, la caja de columna abierta tiene todas las ventajas de la tradicional: posibilidad de imprimir una gran cantidad de información sobre el producto, sostenibilidad del material, y un buen comportamiento de la fruta u hortaliza en el transporte.

En lo que se refiere a calidad, el aspecto más destacable de la caja de columna abierta es el sello Plaform, un garante del buen hacer del fabricante similar a lo que podría ser una denominación de origen y que también se puede encontrar en la versión tradicional de cajas de cartón del grupo. La Asociación Española de Fabricantes de Envases y Embalajes de Cartón Ondulado (AFCO) se encarga de velar por el cumplimiento de las especificaciones marcadas en este sello. Así, se establece un protocolo de control de los requisitos físico- mecánicos a través de un auditor externo de calidad, encargado de la retirada de cajas con sello de calidad en fábrica, realizar los ensayos en laboratorios externos y el posterior envío de resultados a AFCO para, en una última etapa, controlar que se cumplen los valores requeridos.

Juan Antonio Mendicote, director técnico de Plaform, subraya la importancia de este proceso. “Hay mucha preocupación por el desperdicio alimentario y las pérdidas económicas que genera, y la manera de evitarlo es utilizar envases certificados, de calidad controlada. Queremos que el mercado lo exija”. También destaca el crecimiento sostenido que ha experimentado el grupo y que ha ido de la mano de una tendencia al alza del sector. “El mercado agrícola está creciendo. En 2013 ya lo hizo y nosotros hemos obtenido un aumento del 5%. Estamos satisfechos, está por encima del de la economía de España, con un 1,5%”.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *