Escribe para buscar

Basamid en la desinfección de suelos en viveros de altura

En los viveros de fresa, uno de los factores críticos a lo largo del ciclo de cultivo lo constituye el control de las malas hierbas, que supone un elevado coste de mano de obra. Con el objetivo de dar soluciones a esta problemática nacen los programas CleanStart en la desinfección de suelos de Certis, en los que se incluye el empleo de Basamid (Dazomet 98% granulado).

Comparte

Las malas hierbas afectan al crecimiento de la planta y su desarrollo de diferentes modos, compitiendo por el agua, nutrientes y luz solar, especialmente tras la plantación, momento en que son más sensibles. También contribuyen a incrementar la presencia de enfermedades, nematodos e insectos, actuando como reservorios y finalmente reduciendo la calidad de las plantas cosechadas. En este contexto, los programas CleanStart en la desinfección de suelos de Certis, en los que se incluye el empleo de Basamid (Dazomet 98% granulado), ofrecen una solución eficaz frente a esta problemática.

Basamid se encuentra registrado con el número 11736 del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, frente a hongos de suelo, nematodos, insectos del suelo y semillas de malas hierbas en germinación. Su materia activa Dazomet, fue el primer fumigante de suelos incluido en el Anexo I de la Unión Europa (antigua Directiva 91/414/EEC hoy sustituida por el Reglamento (CE) nº 1107/2009).

 

Para una correcta eficacia del producto se recomienda seguir los siguientes pasos:

1. Preparar el terreno.

2. Comprobar que la humedad del suelo se encuentra hasta un 40% de su capacidad de campo, siendo 60-70% la óptima. La temperatura del suelo deberá ser superior a 8 ºC.

3. Dosis máxima de 500 kg/ha.

4. Sellado (recomendado cubrir con plástico de Polietileno (PE) de 200 galgas (50 µm) y dejar actuar durante 21 días.

5. Airear (mínimo 20 días roturando 2-4 veces).

6. Test de germinación obligatorio. Desde la aplicación hasta la realización del primer test de germinación no pueden pasar menos de 41 días (obligatorio).

7. Siembra/trasplante.

El período de desinfección en viveros de altura se extiende a dos periodos, desde finales de septiembre hasta finales de noviembre, y desde inicios de enero hasta inicios de marzo, siendo el periodo de trasplante desde finales de marzo hasta finales de abril.

En relación al uso recomendado de la cubierta plástica es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones:

• En verano la temperatura del suelo se incrementa considerablemente por lo que Basamid se descompone rápidamente liberando el MITC (metil-isotiocianato), se acorta el tiempo de contacto del MITC con los patógenos y con las semillas de malas hierbas, y la eficacia puede disminuir si no se emplean cubiertas plásticas.

• En invierno, con las bajas temperaturas, la descomposición de Basamid se realiza lentamente, la presión de vapor del MITC baja y se evapora disipándose muy despacio desde el suelo. Con el empleo de cubierta plástica se consigue aumentar la eficacia haciéndola más estable. Esta es la razón por la que se recomienda el uso de cubierta plástica para aumentar la temperatura del suelo y acelerar la descomposición de Basamid.

Los estudios realizados por el ITACyL (Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León) donde se han realizado pruebas a todo tipo de productos desinfectantes del suelo en viveros de altura desde 2003 hasta 2012, han sido ampliamente divulgados y están reflejados en el informe “Resumen de los ensayos sobre alternativas al Bromuro de Metilo en el período 2003-2012. Resultados malherbológicos año 2012”. En dicho estudio ha quedado demostrado que Basamid es el fumigante con mayor acción herbicida por delante de otras materias activas como el 1,3-D y Cloropicrina. Los géneros de malas hierbas controladas en estos ensayos fueron Chenopodium, Amaranthus, Solanum, Polygonum, Anacyclus, Portulaca, Senecio, Sonchus, Echinochloa, Digitaria y Poa.

Cabe recordar que Certis pone a disposición del agricultor un programa de tutela (Stewardship) basado en el agrodiagnóstico, apoyo técnico, integración de métodos alternativos y posibilidad de acceder a maquinaria específica que aporta una mejora en la aplicación. En este sentido, destacar la maquinaria todo terreno con rotavator  y posterior cubrición con plástico PE de 200 galgas.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *