Escribe para buscar

Hortalizas

La cooperativa gallega Horsal inicia la producción de IV Gama

Hace apenas unos meses que desembarcó en este mercado con un producto único en el segmento: la lechuga rizada.

Comparte

Las bolsas de ensalada se han convertido ya en un clásico de los lineales de los supermercados. Lechugas, brotes, canónigos, rúcula y hasta espinacas se ofrecen al consumidor listos para ser degustados, ahorrándole el trabajo de tener que limpiar y lavar todos esos vegetales. Son los productos de IV gama, un mercado en el que ahora ha querido entrar también la cooperativa Horsalla principal empresa de huerta de Galicia. Su desembarco en este sector comenzó hace solo unos meses de la mano de un producto que no existía hasta ahora: las bolsas de lechuga rizada. Esas que cultivan sus socios y que llegan a los mercados listas para consumir tras ser lavadas cuidadosamente y embolsadas.

«Creemos que es un producto que faltaba en el mercado, la lechuga rizada de aquí, que se consume habitualmente», explica Fernando Veiga, gerente de la compañía. Esa fue su idea desde el principio, lanzarse a conquistar el sector de la cuarta gama ofreciendo algo que no ese comercializase hasta el momento. «Para nosotros era muy complicado ponernos a hacer mezclas de brotes, y queríamos lanzar algo que aún no hubiera», añade. Por eso apostaron por el que es uno de los cultivos estrella de esta cooperativa cambadesa, la lechuga rizada.

Poner en marcha este nuevo proyecto no fue tarea sencilla. Primero hubo que hacer obras en las instalaciones para poner a funcionar una línea en la que preparar las lechugas. «Tenemos una mesa de selección, cortado y varias de lavado, donde se lava la lechuga con agua fría a dos o tres grados para prolongar su vida útil», cuenta Veiga. El proceso es completamente natural. Después de ese lavado, y de ser centrifugada para sacarle bien el agua, se pasa por unas pesadoras y embolsadoras, que introducen 140 gramos de lechuga en cada una de las bolsas. A estas se les inyecta una atmósfera protectora.

Horsal IV Gama

A pleno rendimiento
El resultado son bolsas de lechuga rizada que están ya listas para consumir, ahorrándole al cliente la necesidad de lavar y limpiar el producto. Además de con la lechuga, también se está haciendo este mismo proceso con las nabizas, otro vegetal que se cultiva en esta cooperativa. La línea de estos productos de cuarta gama está preparada para hacer unas 5.000 bolsas al día, pero todavía pasará un tiempo antes de que esté a pleno rendimiento, explican en la cooperativa. «Es un proceso distinto al que hacíamos hasta ahora, por eso queremos ir poco a poco», sostiene el gerente.

Por ahora, estas bolsas ya se pueden encontrar en una cadena de supermercados, «que fue la que nos animó a emprender este proyecto y estuvo con nosotros desde el principio», añade Veiga. Lechugas y nabizas se comercializan en unas bolsas en las que aparecen identificadas como «verduras con identidade de seu», haciendo mención especial a su origen gallego.

En esta firma cambadesa están también trabajando ahora para ofrecer este mismo producto a otros clientes, pues su intención es que sus lechugas envasadas estén en los principales supermercados de la comunidad. No en vano es un producto único, que nadie había envasado hasta el momento. La lechuga rizada gallega se ha convertido, gracias a Horsal, en un producto de cuarta gama, listo para consumir.

 

Fuente: La Voz de Galicia

1 Comentario

  1. Laura 19/01/2021

    Ese producto único ya esta en el mercado. Con identidad 100 % gallega. Todo esta inventado y con los precios ridículos que paga horsal al agricultor….. mejor ni comprarla.

    Además de los grelos y demás hortalizas. Todo es marketing. Ridículo.

    En fin. Publicidad

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *