Escribe para buscar

Resistencia y sabor para lograr un buen melón. COSTA DE ALMERÍA

Costa de Almería afronta la campaña de melón y sandia con buenas perspectivas comerciales, apostando por ofrecer el producto en su punto óptimo de maduración.

Comparte

En una campaña en la que a nivel global la sandía le ha ganado terreno al melón, en términos de superficie y producción, debido principalmente a su mayor rentabilidad, hay excepciones que no cumplen con esta premisa. Es el caso de Costa de Almería, que tiene previsto aumentar su cosecha de melón en un 20% respecto al año pasado, superando los 16 millones de kilos entre las variedades Galia (5 millones), Amarillo (2), Cantaloup (1,5) y Piel de Sapo (7,5), siendo éste último el principal artífice del crecimiento. “El Piel de Sapo de Almería se ha situado en los últimos años al mismo nivel que el de Murcia y La Mancha; estamos haciendo las cosas bien y el mercado está reconociéndolo”. Enrique Vargas, gerente de Comercialización de la empresa, considera que la clave del éxito está en recoger el producto en su punto exacto de maduración, para lograr un cuaje y un sabor acorde con las exigencias de los mercados. En Galia, por contra, los resultados son peores y “tiende a desaparecer”, debido a problemas de virus como Nueva Delhi y la falta de variedades que ofrezcan una mayor resistencia y vida poscosecha.

También son optimistas desde Costa de Almería con la campaña de sandía, cuya producción se espera un 20% por encima de la registrada en 2015, con 14 millones de kilos. “La sandía de Almería está teniendo una aceptación tanto en el mercado nacional como el internacional que hace unos años era impensable”, reconoce Vargas. “Ahora solo falta que los precios respondan”. En este sentido, las temperaturas en los países nórdicos, principales destinos de los productos de la firma, marcarán el devenir de la campaña. “Esperamos que haga calor, el consumo aumente y, con él, los precios”.

Innovación

Los nuevos gustos del consumidor también han marcado el desarrollo de esta empresa en los últimos años. Así, Costa de Almería se ha adaptado al incremento de la demanda de sandía sin semillas, manteniendo tan solo un 10% con semillas, y responde a la exigencia de los mercados europeos (que suponen el 75% de sus ventas) con formatos más pequeños, mientras que los calibres mayores se comercializan a nivel nacional.

Ello, unido a la renovación de sus instalaciones e infraestructuras, sitúan a Costa de Almería en una posición idónea para afrontar la campaña con plenas garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *