Escribe para buscar

“Necesitamos herramientas para llegar al mercado extracomunitario”

Desde Afruex trabajan por superar los diferentes retos a los que se enfrenta el sector de fruta de hueso, especialmente en lo que a legislación comunitaria se refiere, como nos comenta su gerente, Miguel Ángel Gómez, quien anuncia las previsiones de campaña, que espera lleguen al 100% de la producción.

Comparte

El sector de fruta de hueso extremeño ha ido adquiriendo cada vez mayor relevancia en los cultivos de la región, tras la reconversión de las plantaciones de pepita, hasta el punto de representar el 80% del empleo agrario y el 13% del empleo total de Extremadura.

De ahí la importancia de mantener y desarrollar esta actividad económica, que no sólo genera riqueza, sino que ofrece productos saludables a todos los consumidores. “Y ese es el objetivo del sector, ampliar nuestros destinos extracomunitarios para dar salida a sus cerca de 300.000 toneladas de producción por campaña”, señala Miguel Ángel Gómez, gerente de Afruex. Para ello, trabajan día a día por mejorar sus sistemas de conservación de la fruta, estableciendo colaboraciones con centros de investigación públicos y privados, innovando en sus variedades, técnicas de cultivo y maquinaria, y participando activamente en los grupos de estudio de expertos que plantean problemas y posibles soluciones en la reuniones del Comité hispano-franco-italiano, para formar un frente común hacia la UE en materia de legislación comunitaria. En este sentido, velan principalmente, por adquirir las herramientas necesarias para mejorar la disponibilidad de productos fitosanitarios, agilizar las medidas de gestión de crisis y garantizar la eficacia del régimen de precios de entrada.

Entre los asuntos más inmediatos que preocupan al sector en esta campaña, se encuentra la incertidumbre del comercio con Rusia provocados a raíz de la crisis con Ucrania, ya que Rusia consume anualmente unas 150 mil toneladas de fruta de hueso, representando un mercado fundamental. De forma paralela, el sector está inmerso en consolidar las negociaciones con países como México, al que le ofrece contratar una certificadora externa para que resulte rentable llevar a cabo la comercialización.

 

 Retos nacionales

Los desafíos de la fruta de hueso no sólo los encontramos en la esfera internacional, sino también en España, donde se lucha por fomentar el consumo, muy bajo en comparación con otros países. En este sentido, se espera que la gran distribución nacional promueva el consumo de fruta de hueso con su nueva estrategia de prestar una mayor atención a los productos frescos. Otro de los retos pendientes es el desarrollo de transportes ferroviarios, a través de la modernización de los vagones con contenedores refrigerados para mantener la cadena de frío en el envío de productos perecederos como es la fruta de hueso.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *