Escribe para buscar

Holanda y el calor marcan el precio del tomate en España

La buena climatología en Europa ha provocado que zonas productoras como Holanda adelanten su campaña de tomate, reduciendo de forma considerable la venta de exportación del tomate español, que ha cerrado la campaña con sabor agridulce.

Comparte

La campaña de tomate en España cada vez es más predecible. Con las estadísticas en la mano de la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores, Fepex, se observa una dinámica calcada en los últimos ejercicios que pone de relieve que son cuatro los meses que determinan la tabla de resultados: diciembre, enero, febrero y marzo. A partir de ese mes empieza la caída en la facturación de las exportaciones, que se acrecienta en abril y mayo. En junio se produce un nuevo desplome que se prolonga hasta septiembre, en octubre la curva cambia y arranca la recuperación, que se acelera en noviembre hasta culminar en diciembre. De ahí hasta principios de abril se mantiene un elevado nivel de ventas de tomate al exterior, pero a partir de ese momento la curva desciende siguiendo el modelo antes descrito.

Según datos de Fepex de marzo a abril de 2014 la facturación bajó en un 23%. Y ya no se recuperará hasta el otoño. Las causas del discurrir, que se repite campaña tras campaña, está en la entrada en producción de Holanda y otros países continentales. Cuando la llegada del buen tiempo se adelanta, la primavera y el verano se alarga, y las consecuencias del solapamiento de las zonas productoras son palpables en los bajos precios que sufren los productores españoles.

“Los calendarios coincidentes con Holanda lo determinan todo”, explica José Martínez Portero, presidente de Unica Group, “a los agricultores que han tenido un doble ciclo corto de cultivo les ha ido mal porque han coincidido con el tomate holandés, mientras que les ha ido mejor a los que han apostado por un solo ciclo, pero largo”.

Andrés Góngora, productor de tomate en Níjar (Almería) y responsable nacional de frutas y hortalizas de COAG, es de la misma opinión: “La meteorología favorable ha hecho que haya mucha producción, pero no mercado, porque nos hemos solapado con Holanda”.

Como los principales consumidores de tomate español están más allá de los Pirineos es necesario que las exportaciones del invierno suplan las malas cotizaciones de los meses de calor: “Pero este año no ha sido así”, afirma Roque García, vicepresidente de la Interprofesional Hortyfruta, “esos meses cruciales de mitad de campaña no han compensado el mal inicio y el final aún peor. Por ejemplo en Almería – que es el mayor productor y exportador de tomate – ha faltado un mes, la campaña ha acabado mucho antes que otros años”.

 

 Verano, canales cortos de comercialización

El anterior esquema corresponde sobre todo a las zonas exportadoras como Almería, Murcia (Mazarrón y Águilas) y Canarias (Gran Canaria). En este archipiélago
siguen los envíos por barco a Inglaterra y Holanda, pero en un volumen menor al de campañas anteriores.

Pero en España hay otras zonas de producción que emergen en primavera y verano y que abastecen al mercado nacional. Son los canales cortos de comercialización. En Andalucía todo el Bajo Guadalquivir, el valle del Ebro y en Cataluña provincias como Barcelona y Tarragona (en el Llobregat hay cultivos al aire libre y en invernadero), las tres provincias valencianas, la cornisa cantábrica, la ribera de Navarra (cada vez más invernaderos) o Galicia. En todas estas zonas se ha diversificado la producción de tomate, ampliando la oferta. Tradicionalmente el tomate verde ha sido el principal, pero ahora también se cultiva corazón de buey, cherry, marmande, etc.

“En verano nosotros nos vamos a zonas del interior de Granada porque trabajamos los doce meses”, señala Antonio García, el histórico presidente de Coprohníjar tras más de veinte años en el cargo, “este año lo que mejor ha funcionado ha sido el cherry, y lo peor el rojo suelto”.

 

 Tendencias

La tendencia actual más importante es el incremento de superficie destinada al tipo pera, en detrimento del tipo Daniela. El tomate Caniles de Zeraim ha revolucionado el mercado, debido a su larga poscosecha, que permite su exportación a lejanos mercados como Polonia y Rusia. Para el próximo ejercicio Zeraim ha creado un grupo con agricultores, semilleros y comercializadoras para cultivar en exclusiva en España esta variedad. Otras casas de semillas también están desarrollando nuevas variedades de pera que compitan con Caniles y puedan llegar así a nuevos mercados de exportación.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *