Escribe para buscar

“Escuchar al cliente es absolutamente prioritario”

El carácter profesional del sector del melón y la sandía de Almería ha quedado más que demostrado, no sólo por hacer frente al virus Nueva Delhi, y además con éxito, sino al haber recuperado la confianza de clientes y consumidores, ofreciendo productos con calidad y sabor. Para Vegacañada es clave escuchar al cliente.

Comparte

Vegacañada celebró en 2013 su 10 aniversario, y aunque es una entidad relativamente joven, las personas que la integran cuentan con una amplia experiencia en el negocio hortofrutícola, tanto en el ámbito de la producción como en el de la comercialización. Por ello saben que las amenazas son una constante en este sector. En algunas ocasiones, vienen de fuera, pero en otras, son cuestiones agronómicas que pueden llegar a echar por tierra el trabajo de todo un año. Nos referimos al virus Nueva Delhi. Afortunadamente su incidencia en Almería está siendo menor de la esperada, y en gran medida gracias al buen hacer de sus agricultores. “El sector ha demostrado que está preparado para cualquier eventualidad, y que no sólo sobrevive, sino que se fortalece con las adversidades”, nos confirma Andrés Soler, director comercial y de Marketing de Vegacañada, añadiendo que “las técnicas de cultivo y los controles han sido los mismos que otros años, nadie baja la guardia, haya o no virus. Sólo así se puede llegar a lo que hemos llegado, ser la despensa de Europa”.

En este posicionamiento del que goza hoy Almería en lo que a melón y sandía se refiere también ha jugado un papel muy importante la Interprofesional Hortyfruta. Sus campañas de concienciación para un correcto corte de la fruta en campo está renovando la confianza de compradores y consumidores por este origen. “El sabor depende, entre otros factores, del momento en que se corte cada pieza. Por ello, todo lo que vaya dirigido a velar porque se realice en su momento justo, es muy positivo. En este sentido, tenemos que felicitar la labor realizada por Hortyfruta”, añade Soler.

 

 Marcas de éxito

Dulce de Vega y Fashion son las dos marcas de sandía con las que Vegacañada llega a los mercados, enseñas con características diferentes, pero ambas muy reconocidas y valoradas tanto a nivel nacional como internacional.
“Fashion está respaldada por una gran inversión en marketing dirigida al consumidor final, que está dando grandes resultados. Dulce de Vega es nuestra marca de melón y sandía, creo que absolutamente asentada entre nuestros clientes y, sobre todo, con una garantía de calidad ya incuestionable”, nos indica Soler, avanzándonos que a priori se espera una campaña comercial similar a la del año pasado.

Además de esa calidad y sabor, la solvencia y el servicio que presta a sus clientes son aspectos que definen hoy a Vegacañada, principios básicos en su filosofía corporativa. “Escuchar al cliente es absolutamente prioritario para nosotros, imprescindible para que esto funcione”, enfatiza Soler. Y es que su estructura empresarial está diseñada para que la información fluya con facilidad entre clientes y productores, y viceversa. Así, adaptan cada año su trabajo y productos a las demandas del mercado, tratando de ofrecer lo mejor del campo a los clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *