Escribe para buscar

Apuesta por la precocidad y el calibre. PLANASA

Con más de cuatro décadas a sus espaldas, Planasa centra su trabajo en desarrollar variedades de espárrago que se adapten a las distintas zonas productivas y a las necesidades del consumidor.

Comparte

El buen momento que vive el sector del espárrago en nuestro país no es fruto de la casualidad. La capacidad de los agricultores para ofrecer un producto de calidad capaz de adaptarse a los necesidades de los consumidores en cada momento ha sido clave para que se de esta circunstancia. En esta labor Planasa ha tenido un papel imprescindible gracias a sus más de 40 años al servicio del sector, convirtiéndose en líder de la innovación y el desarrollo de variedades de espárrago. “La investigación no para”, indica Manuel Garcés, responsable comercial del departamento de espárrago de la entidad, que está centrada actualmente en desarrollar variedades precoces y de calibre grueso, “que es lo que nos demanda el mercado”.

De hecho, aunque Planasa está inmersa en un proceso de selección de nuevos tipos de espárragos que cumplan con estas características, la compañía ya se encuentra bien posicionada en este rango varietal. Su espárrago verde Placosesp se ha convertido en el más precoz del mercado, además de ofrecer una alta productividad; mientras que Darzilla destaca por su calibre grueso y su característica punta muy cerrada. “Es nuestra última variedad y la aceptación ha sido muy buena. Es el primer espárrago blanco que ha conseguido que se hable de sabor, porque es muy dulce”, comenta Garcés.

Además, los mercados están respondiendo de manera satisfactoria y las exportaciones han crecido de manera exponencial debido principalmente al aumento del consumo en Europa, primer destino del espárrago español. A ello se ha sumado la buena adaptación de las variedades a las zonas de cultivo, así como el aumento de los precios, lo cual ha animado a los agricultores a apostar por este producto, principalmente en verde, que está ganando terreno. “El consumo de blanco está cayendo en Centroeuropa porque el ritmo de vida está cambiando y requiere un mayor tratamiento para poder ser consumido”, aclara el responsable comercial de Planasa, quien añade que Europa, en especial Alemania, Holanda y Suiza, sigue demandando espárrago verde de gran calibre mientras que el mercado español continúa prefiriendo el tamaño medio.

 

JUAN HERRERA

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *