Escribe para buscar

Destacado

Variedades rentables y de valor añadido

Son dos de las líneas estratégicas que sustentan el desarrollo varietal en arándano de Planasa, cuyo programa de mejora está ayudando también a abrir el camino a las variedades ‘made in Huelva’.

Comparte

ENFOQUE ESTRATÉGICO
El arándano sigue siendo a día de hoy la más rentable de las cuatro berries, si bien es cierto que, a medida que aumentan su superficie y producción, los precios comienzan a resentirse. “Para que continúe siendo rentable, necesitamos variedades que ayuden a optimizar los costes o que permitan ofrecer un valor añadido”, explica Paula Crespo, EMEA Marketing & Communications Manager de Planasa, quien añade que, en su caso, además, “intentamos dar licencia de producción y comercialización a productores con experiencia en el manejo del cultivo, capaces de sacar el máximo partido a nuestras variedades”.
Para optimizar costes, “hablamos de arándanos rústicos, que permitan su cultivo en ecológico, que concentren bien la fruta o que, por su arquitectura de planta, faciliten la recolección”. Mientras que, para aportar valor añadido, el sabor, el calibre premium o la producción en ventanas comerciales en las que no hay gran oferta son claves. En este sentido, Crespo considera que el cultivo ecológico supone “una buena forma de diferenciarse para obtener mayor rentabilidad”, ya que está alineado con las demandas de sostenibilidad del consumidor actual.

Una renovación necesaria
“Con nuestro programa de mejora queremos conseguir esa diferenciación y un mejor posicionamiento en el mercado”, comenta; y para ello, en Planasa abogan por producir fruta de calidad y buena postcosecha precozmente. Es lo que logran, por ejemplo, con Blue Manila (Plablue 1545), la más temprana de sus seis variedades de arándano y que mejores resultados está ofreciendo en Huelva y en otras zonas de clima similar.
En esta línea, Crespo afirma que, gracias a su programa varietal, Planasa está ayudando a “abrir el camino del desarrollo de variedades de arándano locales, ‘made in Huelva’”; para ello, “nuestro equipo técnico está facilitando la adopción de los nuevos materiales y acompañando a los agricultores en el cultivo”.
Huelva es actualmente el proveedor de referencia en Europa de arándano fresco entre los meses de febrero y junio. Si bien Planasa ha llevado a cabo un ensayo en Cartaya con Blue Manila que le ha permitido obtener las primeras producciones en diciembre (semana 49).

“Con Blue Manila (Plablue 1545), Planasa logra adelantar la campaña de arándano en Huelva a diciembre”

Programa de arándano
Junto a Blue Manila, son otras cinco las variedades low chill que completan el catálogo de Planasa, y que son comerciales desde 2019. En el caso de Huelva, afrontan su segunda campaña.
De este modo, en el segmento de precocidad, cuentan con Blue Malibú (Plablue 15122) y Blue Marina (Plablue 1549). Blue Maldiva (Plablue 1542) es una variedad de calibre jumbo y alta calidad; mientras que Blue Madeira (Plablue 1502) se caracteriza por su gran productividad y calidad de fruta. Por último, cuentan con una variedad de estación, Blue Masirah, que “nos permite alargar la temporada final, con una buena concentración de fruta y rendimientos”.

BLUE MANILA (Plablue 1545)
• Precoz

• Concentra la producción

• Buen sabor y calibre

• Extraordinaria postcosecha.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link