Escribe para buscar

Empresa

UGT y CCOO piden al Magrama que los asalariados entren en las medidas contra el veto

Las federaciones agroalimentarias de los sindicatos CCOO y UGT han pedido hoy al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) que se tengan en cuenta a los asalariados del campo en las medidas adoptadas por la Comisión Europea (CE) con motivo del veto ruso.

Comparte
renta agraria

Representantes de ambos sindicatos se han reunido hoy con el secretario general de Agricultura y Alimentación, Carlos Cabanas, para analizar y proponer medidas respecto a la situación generada tras el embargo decretado por la Federación rusa a la importación de productos agroalimentarios desde toda la Unión Europea (UE).

Según el secretario general de la Federación Agroalimentaria (Feagra) de CCOO, Jesús Villar, el Departamento «quiere ser sensible» con su demanda, que señala como «los grandes olvidados» a los asalariados del sector «cada vez que hay una crisis agroalimentaria».

Aunque las medidas adoptadas por la CE hasta ahora son «necesarias», ha considerado que las ve «incompletas», porque en «ninguno» de los dos reglamentos presentados hasta el momento «se ha incluido medidas paliativas para el empleo».

Por ello, entre las propuestas planteadas a Cabanas, están la incorporación de medidas compensatorias para los asalariados en el segundo reglamento, aún por aprobar por parte de la CE, o la creación de un observatorio de seguimiento del efecto que el veto ruso puede tener sobre el empleo del campo.

Ha defendido, además, ayudas en forma de subsidios sufragados por la Comisión para compensar la pérdida de jornales ante la posible reducción de las campañas de producción por el embargo.

Por su parte, el secretario de Agricultura de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag) de UGT, Miguel Rodríguez, ha insistido en que los trabajadores «son una parte más del sector» y en que está «convencido» de que el veto «posiblemente pueda acarrear pérdida de empleo en el sector» agroalimentario.

Según Rodríguez, el Ministerio se ha comprometido a mantenerles informados sobre la evolución del embargo ruso.

Desde UGT, han solicitado a Cabanas que el Departamento «sea sensible y convoque» reuniones periódicas para hacer una «evolución continua» de la incidencia que la decisión rusa puede tener sobre el empleo agrario.

Este veto, según ha añadido, «puede incidir» en la «crisis» de empleo que hay en el sector, por lo que también ha solicitado a la UE que articule medidas compensatorias para los asalariados.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *