Escribe para buscar

Empresa Hortalizas Mercados

Sí es procedente la patente del tomate de Monsanto

El director de Sostenibilidad de Monsanto para Europa y Oriente Medio, Carlos Vicente Alberto, ha remitido un escrito a la redacción Hortoinfo, que reproducimos íntegramente, en contestación a la información publicada por Hortoinfo el pasado día 17 de julio, en la que nos hacíamos eco de las acusaciones de fraude que planteaba la asociación “No Patents on Seeds” en relación a la patente de un tomate resistente a botrytis.

Comparte

El director de Sostenibilidad de Monsanto recuerda que “como la propia Oficina Europea de Patentes reconoce mediante la aceptación de la patente, y tras los oportunos procesos de estudio y control, en el caso del tomate resistente a botrytis de Monsanto la patente registrada es procedente y conforme a todos los requerimientos necesarios”.

A continuación se reproduce íntegramente el texto remitido por Carlos Vicente Alberto, director de Sostenibilidad de Monsanto para Europa y Oriente Medio.

El valor de la investigación para una agricultura más sostenible

Por Carlos Vicente Alberto, Director de Sostenibilidad de Monsanto para Europa y Oriente Medio

La investigación debe ser protegida para que los beneficios de ésta puedan repercutir positivamente en la sociedad, la economía y, por supuesto, en la agricultura.

Recientemente podíamos leer en Hortoinfo.es un artículo que recogía las acusaciones infundadas de la asociación “No Patents on Seeds” sobre la patente de Monsanto de un tomate resistente a botrytis.

Conviene aclarar que, para conseguir estas patentes hay que reunir una serie de requisitos, los mismos que para cualquier patente: que el proceso o el producto sea novedoso, que incluya un paso original, que permita una utilidad real  y se pueda incluir en una de las categorías de objetos patentables. La Oficina Europea de Patentes ha decidido recientemente que las semillas producidas por el mero cruce de plantas y posterior selección – un proceso básicamente biológico – no son susceptibles de ser patentadas. Sin embargo, como la propia Oficina Europea de Patentes reconoce mediante la aceptación de la patente, y tras los oportunos procesos de estudio y control, este no es el caso del tomate resistente a botrytis de Monsanto. La patente registrada es, por tanto, procedente y conforme a todos los requerimientos necesarios.

La actividad de Monsanto se centra en proveer a los agricultores de soluciones tecnológicas y productos agrícolas que mejoran la productividad de los cultivos y la calidad de los alimentos a la vez que optimiza el empleo de recursos naturales como el agua, el suelo  y la energía.

Para desarrollar esta labor,  es crucial la inversión en investigación, sólo en el último año han sido más de 1.500 millones de dólares. Dicha investigación debe verse recompensada, y lo hace a través de las patentes temporales. Además, el uso de patentes promueve la transparencia, ya que todas han de ser publicadas lo que permite que otros innoven e investiguen sobre ellas una vez expirada la protección y la innovación ya que, si no existieran, se habrían reducido los avances de los agricultores y los beneficios de los consumidores. Estas patentes tratan, en definitiva, de incentivar la investigación sobre la agricultura.

Monsanto desarrolla soluciones específicas a problemas globales desde sus centros tecnológicos.  En España, donde trabajan más de 250 personas de Monsanto, contamos, por ejemplo, con cuatro centros de investigación en cultivos hortícolas -tres en Almería y uno en Murcia- en los que nuestros científicos trabajan continuamente para obtener con técnicas convencionales de mejoramiento de cultivo, y apoyados en los avances científicos actuales, variedades de hortalizas que se adapten mejor al clima mediterráneo. Los agricultores que incorporan estas variedades a sus explotaciones ven mejorados el rendimiento, la calidad de los productos y la utilización de recursos como el agua y la energía.

Si la investigación y las innovaciones no son protegidas, tanto en agricultura como en otras áreas de actividad, pondremos en riesgo los avances que nos permitirán dar respuesta a los retos presentes y futuros.

Fuente: Hortinfo

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *