Escribe para buscar

Crisis del Coronavirus Hortalizas

Situación del sector hortofrutícola en España

El consultor Paco Borrás analiza el documento presentado por Anecoop y Ailimpo en la última reunión de Feshfel, celebrada este lunes, y en el que exponen la situación actual y el futuro más próximo del sector en nuestro país.

Comparte

Tres semanas después de que se decretase el estado de alarma en España, que paralizó todas las actividades no necesarias; y también una semana después de que se parasen todas las industrias no imprescindibles, el sector hortofrutícola ha seguido dando la talla y resolviendo todas las dificultades que esta situación ha provocado. 

El mercado interior ha estado perfectamente abastecido y los niveles de exportación semanales están siendo, prácticamente, los habituales en estas fechas.Además, a nivel europeo, se constata que la normalidad en el suministro de frutas y hortalizas es también un hecho.

Tanto es así que, en la reunión telemática mantenida este lunes, día 6, por FRESHFEL, en la que han participado 16 países y tres miembros de la Comisión Europea como invitados, se ha confirmado el normal abastecimiento en todos los países tanto de producto europeo, que es la mayoría, como de productos que llegan de Ultramar, como bananas o distintos exóticos. Como representantes de España, han participado Anecoop y Ailimpo, que están trabajando en primera línea, manteniendo todos sus almacenes en marcha gracias a la información en tiempo real y según las necesidades de cada momento.

La  campaña de cítricos se está desarrollando a un ritmo normal, y como es habitual cuando llega abril, el producto del hemisferio sur empieza paulatinamente su ejercicio. Asimismo, los mercados están teniendo una evolución positiva en general, aunque la desaparición del canal Horeca del panorama actual genera dudas para el futuro.

Si realizamos un pequeño repaso de los principales factores que marcan la cadena de las frutas y hortalizas en estos momentos, serían los siguientes:

1.- RECOLECCION.
En general, no hay de momento falta de mano de obra, ya que la mayoría de la fuerza de recolección española el arco mediterráneo es población fija, debido a la continuidad a lo largo de los meses de la actividad en el sector de las frutas y hortalizas. El problema comenzará en unas semanas con la campaña de fruta de hueso; entonces, será necesario el desplazamiento de trabajadores entre las distintas zonas del país, como por ejemplo desde Almería, donde su campaña está finalizando, o desde las diferentes zonas citrícolas.

Huelva, en primavera, y Cataluña y Aragón, en verano, son las zonas que más mano de obra temporal demandan. En Huelva, cuando comenzó la crisis, la campaña ya estaba avanzada; por tanto, la falta de mano de obra será un problema en Cataluña y Aragón, donde esa necesidad de trabajadores será una cuestión que cobre protagonismo en las próximas semanas.

2.- ALMACENES E CONFECCIÓN.
Están funcionando con normalidad y no hay constancia de ningún almacén en el que se hayan detectado focos de contagio que habrían obligado a paralizar la actividad.Aun así, la mayoría ha tenido que reducir su ritmo productivo, ampliando las horas de trabajo a causa de las medidas de seguridad que han implantado para aumentar la distancia entre los trabajadores;esto supone un mayor coste, pero se considera imprescindible para mantener la seguridad del personal.

Por otro lado, la industria de los envases y de los complementos para confección, productos postcosecha, mallas, etc. está respondiendo perfectamente y no hay especiales problemas.

3.- RITMOS DE SALIDAS.
La semana pasada disminuyeron ligeramente las salidas, no por falta de demanda, sino porque España estuvo bajo la influencia de una fuerte borrasca en la costa mediterránea que impidió mantener el ritmo normal de recolección.

La demanda, en general, ha sido  buena para todos los productos españoles, exceptuando los de la zona de Huelva, fresas, frambuesas y arándanos, que sí han observado una bajada de ventas en casi todos los países.También ciertos exóticos han visto caer su demanda.

4.- TRANSPORTE.
Desde que han ido parando muchas actividades industriales, la mayoría de los camiones regresan de vacío a España para mantener los ritmos de carga y, por tanto, estamos pagando entre un 20%-25% más de flete que antes del Covid-19. En estos momentos,cada camión con destino a Centroeuropa nos cuesta entre 1.000 y 1.200 euros más. Este, evidentemente, es un problema con el que luchamos cada día.

5.- RESPUESTA DE LOS CLIENTES ANTE LOS INCREMENTOS DE COSTO.
La respuesta de la distribución está siendo irregular. A algunos, por el hecho de que España ha sido capaz de mantener los ritmos de salida respondiendo perfectamente  a la demanda del mercado minorista,les cuesta  aceptar que eso ha sido posible por el esfuerzo diario; pero que esto implica un incremento de costes, parte del cual ya ha sido absorbido por el origen de la cadena. A veces te sientes algo triste cuando ves que has conseguido resolver los problemas de la demanda en general y, en ocasiones, no se valora este trabajo.

Pero seguiremos  hablando con la distribución e intentaremos que entienda y valore nuestro esfuerzo, la producción europea por sí misma y la gran ventaja que supone para toda la UE tener esta capacidad productiva en frutas y hortalizas.

6.- PREPARACIÓN DE LAS PROXIMAS CAMPAÑAS DE PRIMAVERA Y VERANO.
El mes de abril es clave en España: finaliza la campaña de hortalizas de invernadero y comienzan las de melón, sandía y fruta de hueso.

El principal problema será el ajuste de la mano de obra, que como hemos dicho antes necesita cambiar de zona, y ello implica problemas legales y costos.Además, hay que tener en cuenta lo que pueda ocurrir con los trabajadores que vienen de fuera –si es que pueden venir- para las campañas de verano, especialmente a Cataluña, Aragón, Murcia y Extremadura.

Por otro lado, el cambio de ciclo implica reajustes en cuanto a nuevos almacenes que se tienen que poner en marcha y programas para nuevos productos que comienzan a llegar a los lineales. Y esto implica también un ajuste con la distribución, que hasta ahora tiene la mente más puesta en asegurar el suministro de los productos básicos que en el seguimiento de las diferentes campañas que se van encadenando a lo largo del año.

Una vez resueltos los primeros problemas logísticos por los cierres de fronteras para las personas y otro tipo de incidencias dentro de la estructura de la propia distribución, llega el momento de seguir adelante; y esto implica empezar a encajar los nuevos productos que van apareciendo a medida que se desarrollan las diferentes campañas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link