Escribe para buscar

Frutas

Optimismo en el inicio de la fruta de hueso con mermas en Europa

La campaña valenciana de fruta de hueso empieza con perspectivas favorables debido a la menor oferta por las heladas en Europa. AVA-ASAJA pide calma a productores y operadores comerciales porque las condiciones objetivas del mercado permiten precios justos para toda la cadena.

Comparte

Estos días empieza en el campo valenciano la recolección de las variedades más tempranas de frutales de hueso y lo hace, según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), con unas perspectivas favorables tanto desde el punto de vista productivo como comercial. AVA-ASAJA prevé una cosecha valenciana de melocotón, nectarina, ciruelo y níspero de excelente calidad, con suficiente calibre y sin mermas generalizadas de producción, a diferencia de lo ocurrido en la última campaña cuando las adversidades climáticas descendieron en un 30% el volumen comercial. Entre las comarcas que tienen un buen comportamiento vegetativo destacan La Ribera, Los Serranos, Alto Palancia y La Marina Baixa. 

El albaricoque, sobre todo en la Vall d’Albaida, y la cereza, en La Marina Alta y El Comptat, presentan, por el contrario, campos con importantes mermas de cosecha a causa de la excesiva humedad. En el cómputo general, el arranque continuado de campos debido a la crisis de rentabilidad evita que el aforo aumente en la Comunitat Valenciana respecto a la media de los últimos años. La temporada valenciana contrasta con la significativa reducción de oferta de frutas de hueso que va a haber en otras zonas productoras de España, Francia e Italia por las fuertes heladas. Varias comarcas de Lleida, Tarragona y Huesca registraron los días 19 y 20 de marzo temperaturas de hasta -5 grados que ocasionaron graves daños en frutas de hueso y otros cultivos. 

El Gobierno de Francia ha declarado el ‘estado de calamidad climatológica’ tras la ola de frío iniciada el 5 de abril, siendo las frutas de hueso las más vulnerables: albaricoque, nectarina, cereza, manzana y pera, entre otras producciones. En el Valle del Ródano se da por seguro que los siniestros en frutales pueden llegar al 90% de una producción normal. Estos días empieza en el campo valenciano la recolección de las variedades más tempranas de frutales de hueso y lo hace, según la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), con unas perspectivas favorables tanto desde el punto de vista productivo como comercial. AVA-ASAJA prevé una cosecha valenciana de melocotón, nectarina, ciruelo y níspero de excelente calidad, con suficiente calibre y sin mermas generalizadas de producción, a diferencia de lo ocurrido en la última campaña cuando las adversidades climáticas descendieron en un 30% el volumen comercial.

Entre las comarcas que tienen un buen comportamiento vegetativo destacan La Ribera, Los Serranos, Alto Palancia y La Marina Baixa. El albaricoque, sobre todo en la Vall d’Albaida, y la cereza, en La Marina Alta y El Comptat, presentan, por el contrario, campos con importantes mermas de cosecha a causa de la excesiva humedad. En el cómputo general, el arranque continuado de campos debido a la crisis de rentabilidad evita que el aforo aumente en la Comunitat Valenciana respecto a la media de los últimos años. La temporada valenciana contrasta con la significativa reducción de oferta de frutas de hueso que va a haber en otras zonas productoras de España, Francia e Italia por las fuertes heladas. Varias comarcas de Lleida, Tarragona y Huesca registraron los días 19 y 20 de marzo temperaturas de hasta -5 grados que ocasionaron graves daños en frutas de hueso y otros cultivos. El Gobierno de Francia ha declarado el ‘estado de calamidad climatológica’ tras la ola de frío iniciada el 5 de abril, siendo las frutas de hueso las más vulnerables: albaricoque, nectarina, cereza, manzana y pera, entre otras producciones. 

En el Valle del Ródano se da por seguro que los siniestros en frutales pueden llegar al 90% de una producción normal. El mismo temporal azotó regiones italianas como la Toscana, Piamonte y Lazio con daños medios de hasta el 80% de frutas. El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, pide “calma a productores y comercializadores que operan en la Comunitat Valenciana porque las condiciones objetivas de mercado, especialmente la menor oferta nacional y europea, favorecen la obtención de precios justos para todos los eslabones de la cadena, sin necesidad de sacrificar al productor como viene sucediendo. 

El talón de Aquiles de este y otros cultivos es el ruinoso precio en origen. Los agricultores lo tenemos muy claro: si no obtenemos una remuneración digna, seguiremos dejando más y más campos sin cultivar; si en cambio recibimos un precio razonable que permita cubrir los costes de producción, entonces la agricultura tendrá futuro y ayudará a rodar al resto de la economía”. Independientemente de la evolución de esta campaña que ahora comienza, Aguado señala que “la Ley de la Cadena Alimentaria, en fase de reforma por parte del Gobierno, podría mejorarse y extender su ámbito de actuación al nivel europeo, que es donde tenemos nuestro principal mercado de exportación. La UE y los Estados miembros deberían consensuar la decisión de sacar el sector agrario de las normas de Competencia, sobre todo los productos agrarios perecederos como las frutas de hueso. No podemos dejar los precios justos en manos de los abusos comerciales o de los caprichos del clima, hay un margen de mejora que depende únicamente de la voluntad política”. 

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link