Escribe para buscar

Empresa Frutas Hortalizas Sin categorizar

Nuevo récord para Almería, 86 millones en exportaciones en septiembre

Esto supone un incremento del 5,5% con respecto a la cuantía dejada por las frutas y hortalizas en la balanza comercial de Almería en el mismo mes de 2017.

Comparte
Almería

El campo almeriense ha establecido un nuevo récord exportador con la firma del mejor septiembre de la historia gracias a la venta de frutas y hortalizas al exterior por valor de casi 86 millones de euros. Esto supone un incremento del 5,5% con respecto a la cuantía dejada por estos alimentos en la balanza comercial de la provincia en el mismo mes del año anterior. Con estos datos ha abierto el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, la XI Jornada Agricultura Almeriense en el Siglo XXI promovida en la localidad de El Ejido por el diario La Voz de Almería bajo el título ‘La inteligencia es sostenible’, en la que ha abogado por la diversificación de destinos, con la mirada puesta en Oriente Medio y Asia, para mantener el creciente grado de internacionalización de unas producciones “avaladas por la innovación y el sello diferenciador de lo ecológico”.

Rodrigo Sánchez Haro ha recordado, en este punto, el “enorme esfuerzo, el carácter emprendedor y la inteligencia y el conocimiento” que hay detrás del potencial de la horticultura almeriense, que, con más de 57.600 hectáreas de cultivo, aporta más de 3.150 millones de euros de valor de comercialización y casi la cuarta parte de toda la producción agraria andaluza. No en vano, tras reivindicar la urgencia de las infraestructuras hidráulicas, de transporte y energéticas que son competencia del Estado, ha anotado fortalezas como la eficiencia y la optimización de los recursos, la fuerte modernización y la máxima calidad como una garantía de sostenibilidad y para el cumplimiento del objetivo de “seguir creciendo en valor”.

Como dato, el consejero ha resaltado la posición de referencia de Almería en materia de agricultura ecológica. La provincia, según ha concretado, se sitúa a la cabeza de Andalucía en superficie de hortícolas ecológicos con más de 2.700 hectáreas certificadas tras el “enorme” crecimiento experimentado en el último año (un 68% más), sin olvidar las más de 20.000 hectáreas contabilizadas de almendro ecológico. Sánchez Haro ha mostrado, en este sentido, el “apoyo firme” del Gobierno andaluz a estas producciones “cada vez más demandadas en los mercados”, materializado en un primer incremento del 45% del presupuesto previsto en un primer momento para el marco comunitario, hasta alcanzar los 241 millones de euros, que, además, se verá ampliado de nuevo el próximo año con otros 31 millones de euros más.

Control biológico y bioeconomía

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha destacado el camino recorrido por Almería en materia de control biológico, con un grado de implantación que supera las 24.000 hectáreas y en el que “no podemos bajar la guardia, en especial en los cultivos de primavera y verano”. Esto, para Rodrigo Sánchez, es fundamental, “no sólo para diferenciar claramente nuestras producciones, más seguras y respetuosas, sino también para luchar contra la virosis que afecta a otros cultivos en el inicio de la campaña”.

En la misma línea, el consejero ha aludido al papel estratégico de la bioeconomía, un ámbito en el que ha apuntado la puesta en marcha de hasta 19 medidas dirigidas al aprovechamiento de los restos vegetales, que, “además de dar solución a un problema se erige en una oportunidad más para generar valor y empleo”. Sobresalen las ayudas agroambientales para invernaderos (11 millones de euros en 2017 y ocho en 2018) o el apoyo a grupos de innovación. Ya hay empresas que producen plásticos a partir de estos elementos y otras, como Frutilados del Poniente, en El Ejido, que elaborarán alimentos nutritivos y almacenables para el ganado a partir de restos de frutas y hortalizas.

Comercialización

Más allá de la sostenibilidad, Rodrigo Sánchez considera “fundamental” la mejora constante de la comercialización a través de la concentración de la oferta. La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural impulsa, para ello, medidas como el recién aprobado decreto de Entidades Asociativas Prioritarias Agroalimentarias de Andalucía, que “animará a las cooperativas a unirse”, ayudas para los procesos de fusión e integración (3,3 millones de euros en 2017 y otra convocatoria en 2018) o un modelo para que los agricultores de alhóndigas se constituyan en Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH). Éstas últimas, sólo en Almería, se han beneficiado de una inyección de más de 161 millones de euros entre 2013 y 2016. El titular del ramo también ha defendido la búsqueda “incesante” de la diversificación de los cultivos (mango, papaya…), de nuevas variedades con más sabor, nuevos formatos y envases o la oportunidad de los transformados de cuarta y quinta gama ante unos consumidores actuales que “quieren una comida fácil de preparar sin sacrificar sabor ni salud”.

Mejora de la productividad

La productividad es otro de los caballos de batalla permanentes, para producir, en palabras de Rodrigo Sánchez Haro, “con menos recursos”. Con estos fines, el departamento que dirige ha puesto a disposición del sector 109 millones de euros dirigidos a la modernización de explotaciones, un montante al que se suman otros 20 millones que redundarán en la modernización de invernaderos. El respaldo, como ha puesto de relieve, no se queda ahí, sino que va acompañado de incentivos para la creación y el funcionamiento de Grupos Operativos de Innovación con una partida que ronda los 7,5 millones de euros, porque, para el consejero, toda mejora de la productividad ha de ir acompañada “necesariamente” de inversiones en I+D.

Digitalización y agricultura inteligente

En última instancia, Rodrigo Sánchez Haro ha abordado la “realidad” de la digitalización, con unas nuevas tecnologías de la información y la comunicación que “han cambiado la forma de hacer negocios, también en el sector agrolimentario”. Para el responsable autonómico, la “posición de vanguardia” que se asienta sobre avances como los sensores para el control del clima en el invernadero o para aportar el agua y los nutrientes justos en cada momento, los sistemas para mejorar la trazabilidad de los productos o las herramientas tecnológicas que permiten tomar mejores decisiones, “ha de llevarnos a marcar diferencias con nuestros competidores”.

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural contribuye a esta “revolución digital”, por ejemplo, con los trabajos de investigación, desarrollo y transferencia del Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), en colaboración con el sector privado, o la apuesta por los datos abiertos, que se verá reforzada con la Ley de Agricultura y Ganadería. Dentro de este ámbito, lidera un partenariado europeo sobre trazabilidad y Big Data en la cadena alimentaria y está trabajando en las bases de un futuro aforo de hortícolas con Big Data, con un modelo predictivo y la posibilidad de simular escenarios.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link