Escribe para buscar

Frutas Hortalizas Sin categorizar

Más agua desalada y más barata para salvar las cosechas

Los regantes concentrados este martes ante la desalinizadora de Torrevieja han exigido que se fije el precio del agua desalada en 30 céntimos el metro cúbico.

Comparte
regantes

Unas 200 personas, entre regantes, sindicatos y políticos, se han concentrado a las puertas de la desalinizadora de Torrevieja para reclamar agua y que éstas y otras instalaciones del sureste español funcionen a «pleno rendimiento» para combatir la grave sequía que afecta a Alicante, Murcia y Almería.

Así lo han explicado a Efe fuentes del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), que han señalado que esta concentración, convocada por el comité de crisis del Círculo por el Agua, se enmarca en las reivindicaciones de los regantes iniciadas recientemente en Murcia.

Las mismas fuentes han asegurado que, en concreto, la desalinizadora de Torrevieja se encuentra a un 45 % de su rendimiento y que más del 70 % del agua que genera se utiliza para consumo humano y el resto, para regadío.

«De hecho, hoy sin este recurso no tendríamos agua«, han añadido.

Han especificado que, con esta protesta, han querido «hacer visible» que la agricultura del sureste español precisa «lo antes posible de toda el agua que el consumo urbano no utilice» y «reivindicar las infraestructuras hidráulicas que necesita el Levante español, porque son imprescindibles».

También han incidido en la conveniencia de terminar cuanto antes la línea de alta tensión que permita doblar la capacidad de la desalinizadora de Torrevieja y la construcción de unas tuberías que conecten La Pedrera con la zona alta del río Segura, lo que contribuirá a «una distribución del agua uniforme».

Los regantes concentrados este martes ante la desalinizadora de Torrevieja también han exigido al Ministerio de Agricultura que fije el precio del agua desalada para su uso en riego en 30 céntimos el metro cúbico para salvar así la «huerta de Europa», de la que viven «más de 100.000 familias de todo el Levante español».

Del mismo modo, han solicitado el otorgamiento de las concesiones de las producciones de las plantas desaladoras de Torrevieja, y las derivadas de la ampliación de la de Valdelentisco a favor del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura.

A este acto también han acudido, entre otros, el presidente de PROEXPORT, Juan Marín Bravo, y el secretario de organización de COAG (Coordinadora de Organización de Agricultores) Región de Murcia, Francisco Gil, quienes han insistido en la «ampliación» de la capacidad de la planta y la puesta en marcha al máximo rendimiento de todas las desaladoras del Levante.

El objetivo no es otro que establecer las medidas urgentes necesarias para afrontar el déficit hídrico de la Cuenca del Segura.

Marín Bravo ha declarado que es «de justicia» que después de cinco años se ponga en marcha la desaladora de Torrevieja, al tiempo que ha recordado que esta falta de agua pone en peligro «las cosechas y miles de puestos de trabajo».

Gil, por su parte, ha hablado de «incertidumbre» por parte de los trabajadores del campo y ha incidido en la necesidad de «garantizar» un recurso «básico» como es el agua.

Los regantes tienen previsto llevar estas manifestaciones a Madrid en las próximas semanas.

 

Fuente: EFE

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *