Escribe para buscar

Frutas

Listos para conquistar el mercado del arándano

Artículo de opinión FRANCISCO SÁNCHEZ, gerente de Onubafruit.

Comparte
Onubafruit

Si el COVID-19 puso de manifiesto la importancia de una mayor soberanía alimentaria en Europa, la inflación actual derivada de la pandemia y agravada por la guerra en Ucrania vienen a reforzar esa idea. Los costes logísticos se han disparado e importar productos como el arándano desde el Hemisferio Sur resulta hoy más costoso que hace apenas dos años.

No voy a decir que, cuando en Onubafruit iniciamos el desarrollo de nuestras propias variedades de arándano lo hicimos pensando en este contexto socioeconómico; sería muy oportunista por mi parte. Pero sí decidimos lanzarnos a ello con el único objetivo de ofertar a nuestros clientes producto europeo -local, si entendemos la Unión Europea como nuestro mercado local- durante el mayor tiempo posible, reduciendo de este modo su dependencia de la importación de países como Chile o Perú, por citar solo dos ejemplos.

Entonces entendimos también que el sector del arándano onubense debía someterse a una reconversión varietal en línea con las demandas del mercado, que exigía -y exige- un fruto de sabor, con el calibre y la postcosecha adecuados; y obviamente, las que desarrollásemos debían ser variedades productivas, de modo que aportasen a nuestros agricultores la rentabilidad necesaria para mantener su actividad. De lo contrario, no tendría sentido seguir avanzando en esa línea.

Hoy contamos con seis variedades propias de arándanos que nos van a permitir suministrar a nuestros clientes desde finales de noviembre a mitad del mes de julio, cuando comienzan el resto de cosechas europeas. Y, de hecho, el próximo año 2023 supondrá un punto de inflexión para Onubafruit. Nuestros agricultores comenzarán a recolectar los primeros frutos de una selección extraprecoz que nos va a permitir irrumpir en el mercado europeo casi tres meses antes que el resto de productores onubenses. No les voy a negar que la situación nos produce un cierto vértigo, pero estamos muy ilusionados con un proyecto en el que llevamos años trabajando.

En Onubafruit tenemos claro desde nuestros orígenes que debíamos poner la innovación al servicio de nuestros agricultores, de manera que fuesen lo más competitivos posible en los mercados y eso, a su vez, se tradujera en una mayor rentabilidad para sus explotaciones. Y esa es la línea que seguimos actualmente.

No cabe duda de que nos enfrentamos a un escenario incierto, marcado por una inflación que crece a dos dígitos y comienza a lastrar el consumo. Sin embargo, llegamos a este contexto en una posición ventajosa, con férreas líneas comerciales fruto de la colaboración durante años con nuestros clientes y una cartera de productos de calidad y con el volumen necesario para un suministro constante. En Onubafruit estamos listos para conquistar el mercado del arándano.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *