Escribe para buscar

Frutas

Las nuevas variedades de melón y sandía de Murcia están preparadas para un nuevo mercado

Diversificación, garantía de sabor para el consumidor y resistencias se sitúan en el centro del desarrollo varietal en melón y sandía.

Comparte

¡Había ganas de campo! Y eso se notó en el ambiente. Durante dos semanas, el Campo de Cartagena (Murcia) volvió a convertirse en un auténtico hervidero -eso sí, con todas las medidas de seguridad para evitar contagios- de profesionales del sector ávidos de novedades en torno a los dos cultivos estrella de la temporada: melón y sandía. Y las casas de semillas no defraudaron.

“ El consumidor final busca sabor y no tiene por qué apreciar el cambio de una variedad a otra”

En formato presencial o mixto, prácticamente todas ellas abrieron sus puertas para dar a conocer sus últimos avances en línea con las exigencias de la cadena de valor agroalimentaria, que en el último año se ha visto sacudida por la pandemia.
Muchos eran los cambios que comenzaban a percibirse en el consumidor en la era pre-COVID y que ahora se han visto acelerados, como la preocupación por la salud y la sostenibilidad. Sin embargo, nosotros vamos a poner el foco en algunas de las consecuencias directas de la pandemia: el precio vuelve a tomar fuerza en la decisión de compra y, además, asistimos al resurgir de un mercado polarizado, fruto de una recuperación económica también a dos velocidades. Y en medio de todo esto, nos vamos al campo.

De 8 a 1,5 kg, así son las sandías
Prácticamente todas las casas de semillas trabajan en el desarrollo de una amplia gama de sandía en los distintos tipos de piel (rayada, negra y Crimson) y diferentes calibres, desde los más grandes para el procesado hasta los mini, e incluso, unipersonales, pasando por las llamadas variedades de doble aptitud para fresco y un mínimo procesado (cuartos o mitades).
Eso no significa que hayan dejado de querer sorprender al consumidor, y empresas como Rijk Zwaan ‘juegan’ con los colores de la carne con variedades como Tropical Sunshine RZ, una negra de carne amarilla, o una nueva Charleston Grey con carne naranja. En ambas, “el valor añadido es un sabor excepcional”, afirma Bernardo Cuenca, Crop Coordinator de melón y sandía de Rijk Zwaan. Y es que, como afirmó Jon Wright, de la consultora IGD, durante uno de los webinar organizados por la casa de semillas, “podemos animar a la gente a comer algo distinto si aportamos diferenciación”.
En melón, Syngenta ha creado una nueva categoría con Romolo, un Piel de Sapo redondo con el que han querido alejarse de la perjudicada imagen de esta tipología en exportación, antaño melones de puntas de rama que defraudaban al consumidor. “Pensamos que era mejor crear un nuevo concepto”, explica Víctor García, su portfolio manager de cucurbitáceas.

“ Las casas de semillas se centran en completar sus gamas de sandía con diferentes calibres”

De la variedad al concepto
O al programa completo de suministro. Es la línea en la que sigue avanzando el sector, que ha pasado de ofrecer variedades a soluciones globales. Este es el caso, por ejemplo, de Enza Zaden, que tiene programas completos de melón en casi todas las tipologías para proporcionar un suministro continuo los 365 días del año. “El consumidor final busca sabor y no tiene por qué apreciar el cambio de una variedad a otra”, afirma Giuseppina Inturrisi, del Departamento de Marketing and Customers de Enza Zaden.
Para no defraudar a este mismo consumidor que busca sabor, nacen conceptos como la gama Pearl de BASF (melones Cantaloup que marcan el punto de corte) o la nueva línea de Galias de Rijk Zwaan que también garantizan la recolección en su punto óptimo.

Más resistencias
Oídio y pulgón son dos de las principales problemáticas en melón, y a las que las casas de semillas continúan dando respuesta. Es más, prácticamente todas ellas reconocen que, de cara al futuro, no introducirán en el mercado variedades que no las tengan. Y es que las resistencias son la respuesta agronómica a la demanda del consumidor de productos más sostenibles y, a su vez, permiten al productor reducir costes sin mermar el rendimiento de sus cosechas.
Tras este panorama, destacamos las nuevas variedades o conceptos que, sin lugar a dudas, no dejarán indiferente a nadie.

 

NUNHEMS – BASF. Gama Pearl y Sunup

La primera es una gama de variedades de Cantaloup que marcan el punto de corte, mientras que el segundo es un concepto rompedor, similar a un Cantaloup pero de color dorado.

 

 

 

 

 

SEMINIS. Un nuevo Orange Candy

Continúan ampliando su portfolio de variedades bajo este innovador concepto de melón Amarillo con carne naranja. SVMA6558 es su novedad, una variedad versátil, para plantaciones en Almería, Murcia y La Mancha, con resistencias a oídio y pulgón.

 

 

 

 

 

 

SYNGENTA. Una nueva rayada en línea con Red Jasper

Con WDL9303, Syngenta aumenta el rendimiento productivo, mejorando el número de piezas por planta, y además completa su gama con una piel de color verde más oscuro, adaptada a las condiciones de aire libre manteniendo un aspecto más bonito.

 

ENZA ZADEN. Una vuelta al mundo

En Enza Zaden no han hablado de variedades, sino de programas completos para garantizar un suministro continuo. Lo logran, por ejemplo, en Galia, con variedades para España y Brasil, las primeras con resistencias a oídio y pulgón, y las segundas a minador.

 

 

 

 

RIJK ZWAAN. New Generation en amarillo
La casa de semillas presentó su nueva generación de melones amarillos, variedades con resistencia a la raza 3.5 de oídio y a pulgón.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link