Escribe para buscar

Empresa Frutas Mercados

La venta de las naranjas de la marca Valle del Guadalquivir sube un 33%

La producción con el distintivo de calidad se destina a los mercados internacionales, que van desde Alemania hasta Rusia y en España a provincias como Barcelona o Santander.

Comparte
cítricos

La campaña de la naranja cordobesa está dando ya los últimos coletazos y, a falta de conocer los resultados finales de esta temporada, sí se puede constatar que de las 291.000 toneladas que previsiblemente haya producido la provincia, 6.000 toneladas se han comercializado ya con el distintivo de la marca de garantía Naranjas del Valle del Guadalquivir, frente a los 4.500 toneladas de la temporada anterior. 

Este repunte en la comercialización del 33,3% de la naranja significa que, “poco a poco”, los operadores consiguen vender sus naranjas con este distintivo, aunque es cierto que “todavía encuentran alguna dificultad para ello” puesto que el cliente no siempre lo permite, según explicó ayer a El Día el gerente del Grupo de Desarrollo Rural (GDR) del Medio Guadalquivir, Jesús Orcaray.

Realmente, frente al volumen general de comercialización de cítricos a nivel provincial “estos seis millones de kilos puede resultar una cantidad corta”, explicó Orcaray “pero lo realmente importante es la labor que se hace desde la “Asociación para la Promoción de la Naranja del Valle del Guadalquivir” en todos los ámbitos. Así, desde que la naranja del Valle del Guadalquivir comenzara a comercializarse al amparo de este distintivo hace cuatro años, ha estado presente en Fruit Attraction, un encuentro anual que se celebra en Madrid y que reúne al sector de las frutas y hortalizas.

Recientemente, la asociación para la promoción de la naranja realizó una campaña publicitaria en Sevilla en la que se regalaba a cada pasajero de vuelo internacional una bolsa con esta fruta cordobesa, además de que participó en jornadas gastronómicas o de nutrición infantil, como la que tuvo lugar hace pocos días en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba.

Por otra parte, el GDR, como uno de los socios no operadores de la Asociación para la promoción de las Naranjas del Valle del Guadalquivir, explicó que la mayor parte de la producción con el distintivo de calidad se destina a los mercados internacionales, desde Alemania hasta Rusia, y también a los nacionales, donde goza de gran aceptación como Almería, Ávila, Badajoz, Barcelona, Bilbao, Cáceres, Ciudad Real, Córdoba, Jaén, Lérida, Madrid y Santander.

Respecto a las peculiaridades de esta naranja, Orcaray detalló que reúne las características que el mercado demanda, como la recolección en el momento óptimo de maduración, las mejores características organolépticas (aroma, color, acidez y dulzor) y, con ello, una “excelente calidad”, gracias a las más de 4.000 horas de sol anuales y los contrastes térmicos que se registran en la provincia.

El ámbito territorial de la marca de garantía Naranjas del Valle del Guadalquivir se extiende a más de 33.600 hectáreas, repartidas entre las provincias de Córdoba, Sevilla y su área de influencia y las variedades que se han comercializado en esta campaña 2013-2014 son la Navelina, Navel, Navelate, Salustiana, Lane Late, Navel Powell y las valencias es decir, prácticamente todas las que se cultivan en la zona, desde las más tempranas a las más tardías.

El sector confía en que la marca de garantía se afiance a medio plazo, consciente de la excelente calidad de la naranja y de su enorme potencial en los mercados y, por este motivo, el distintivo de calidad cuenta con el respaldo de unos 20 socios operadores y no operadores.

La mayor parte de la producción cordobesa de cítricos se concentra en los municipios de La Carlota, Almodóvar del Río, Córdoba, Fuente Palmera, Guadalcázar, Hornachuelos, Palma del Río y Posadas y supone un importante revulsivo para las economías locales ya que suele generar en cada campaña unos 450.000 jornales en la comarca de la Vega del Guadalquivir cordobés, casi el 50% de los agrícolas. Por ejemplo, sólo en la localidad de Palma del Río se cuentan unas 20 empresas comercializadoras de cítricos y, durante la campaña, un 40% aproximadamente de su población activa trabaja en el sector citrícola, sin contar con las industrias auxiliares y derivados.

Respecto a que las naranjas del Valle del Guadalquivir consigan la Identificación Geográfica Protegida (IPG), Orcaray señaló que, “aunque es un objetivo que comparten la mayoría de los agentes del sector, todavía es hay que contemplarlo a largo plazo”.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link