Escribe para buscar

Empresa

La UE flexibiliza la ayuda para la retirada de melocotones y nectarinas

La Comisión Europea (CE) flexibilizó el pasado viernes la aplicación de la ayuda de 29,7 millones de euros para la retirada de melocotones y nectarinas a raíz del veto ruso, al permitir que no solo se emplee para la fruta destinada a la distribución gratuita, sino también a otros fines, como el compost.

Comparte

El Comité de Gestión, que reúne a los expertos de los Estados miembros y de la CE, ha acordado que la ayuda se centre en la retirada de estas frutas y su distribución gratuita en bancos de alimentos, escuelas, hospitales y similares, «pero también cubrirá la retirada para otros destinos», como el compost o abono y el uso no alimentario.

La ayuda de 29,7 millones de euros, junto con otra partida de 3 millones para la promoción, destinada sobre todo a España (recibirá 1.132.495 euros), Italia, Grecia y Francia, fue anunciada el jueves y publicada hoy en el Diario Oficial de la Unión Europea (UE).Fuentes comunitarias indicaron que aparentemente «no hay demanda suficiente para recurrir solamente a retiradas destinadas a la distribución gratuita y que, por tanto, el sector tiene que optar también por retiradas para fabricar compost o con otros usos no alimentarios», lo que se conoce como «otros destinos».

En la reunión del Comité, la Comisión también presentó hoy a los Estados miembros el borrador de las ayudas de 125 millones de euros para ciertas verduras y frutas perecederas anunciadas el 18 de agosto, dado que el texto formal no se publicará hasta la próxima semana.

La mayoría de los Estados miembros mostró su satisfacción por la pronta respuesta de la CE y las medidas que se aplicarán para paliar el impacto del veto ruso a estos productos, en un encuentro en el que se abordaron arreglos administrativos para asegurar que éstas tengan un impacto rápido y eficaz, informó el Ejecutivo comunitario.

La Comisión insistió en la necesidad de que las medidas sean simples y subrayó que el texto ya aporta alguna salvaguarda para evitar que todos los fondos sean absorbidos solamente por uno o varios sectores, los que reaccionen más rápido.

Por último, en las conversaciones se abordaron los problemas de otros sectores por el impacto del veto ruso, ante lo cual la CE confirmó que está analizando los últimos datos al respecto.

Aseguró que no dudará a la hora de tomar más medidas de emergencia, principalmente para ciertos productos lácteos en los que el efecto del embargo «parece obvio».

Por ello, el Comité de Gestión del próximo jueves se centrará en la situación en los mercados de productos lácteos y de carne.

El portavoz comunitario de Agricultura, Roger Waite, explicó hoy que Estonia, Letonia, Lituania y Finlandia han confirmado problemas en el mercado del queso que aún no reflejan las estadísticas manejadas en la reunión de hoy.

La CE se ha comprometido a analizar la situación de cerca y ha asegurado que no dudará en tomar más medidas si fuera necesario.

En paralelo, fuentes comunitarias han apuntado a que las medidas de Bruselas en relación a este mercado podrían estar relacionadas con ayudas al almacenamiento, en concreto, asumir el coste de retirar del mercado entre tres y seis meses el excedente de productos.

«Es una medida eficiente que se ha utilizado de manera regular en el parado para los productos lácteos y la carne de cerdo, y es ideal para aliviar el exceso de oferta de mercado durante varios meses», añadieron.

Está por ver, no obstante, si este tipo de ayudas sería aplicable al queso o la mantequilla, ya que no todas las variedades de estos productos pueden ser almacenadas, precisaron.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *