Escribe para buscar

Destacado

La inflación ya afecta a los hábitos de compra del consumidor alemán

Así lo afirmó ayer Hans-Christoph Behr, de la consultora alemana AMI, durante el webinar organizado por Enza Zaden en el marco de su House Fair 2022, que concluye el próximo viernes.

Comparte
consumo hortalizas Alemania

La inflación, el cambio climático y la pandemia son, por este orden, las principales preocupaciones de los consumidores en Alemania, hasta el punto de que, como afirmó el experto consultor de AMI, Hans-Christoph Behr, este martes, “han afectado ya a los hábitos de consumo”.

De hecho, la elevada inflación ha vuelto a aupar al precio como el principal driver de consumo, hasta el punto de que, actualmente, los consumidores alemanes buscan más ofertas, recurren con más frecuencia a la MDD y los discounters, y compran menos volumen. “Prácticamente un 23% de los consumidores cree que, a día de hoy, no puede comprar casi nada”, afirmó Behr, frente a un 35,4% que considera que se lo puede permitir casi todo.

Según el experto, esta mayor preocupación por el precio ha penalizado el consumo de hortalizas tanto convencionales (-8%) como ecológicas (-5,4%) con respecto a 2021, si bien se mantiene en niveles pre-pandemia. Además, las hortalizas bio han encontrado un aliado en los supermercados discount. “Las compras de hortalizas caen en todos los canales, sin embargo, las de hortalizas ecológicas crecen en los discounters, explica Behr, que cifra en un 8% ese aumento en los nueve primeros meses de este año frente a 2021.

¿Qué compra el consumidor alemán?
Por categorías, el tomate continúa siendo el rey en la cesta de la compra germana y, de hecho, entre enero y septiembre pasados, los hogares alemanes adquirieron más de 800.000 Tn de esta hortaliza, cifra que dista aún del, prácticamente, millón de toneladas de 2019, último año pre-pandemia. Y entre las tipologías preferidas por los alemanes se sitúan los tomates cherry y cóctel. “Los tomates pequeños, en general, suponen casi la mitad del consumo en Alemania y en torno al 64% del gasto”, afirmó Behr.

El gasto en tomates de los alemanes ha aumentado casi un 3,5%, mientras que los volúmenes han caído por encima del 3%, siendo los tipos beef y tomates ecológicos los más castigados. Asimismo, y si durante la pandemia creció el consumo de tomates premium, la situación ahora se ha invertido.

Esta radiografía es extrapolable al pimiento o al pepino, hortalizas cuyas compras crecen en valor, aunque no tanto en volumen. En el caso del pimiento, los segmentos premium tampoco crecen y el tipo California rojo se convierte en el gran ganador en esta crisis, si bien continúa habiendo mercado para cónicos y minis. En este sentido, y con respecto a los pimientos cónicos, Behr apuntó al aumento de las importaciones de producto marroquí y de otros orígenes como Turquía, ya que “es una tipología muy habitual en promociones”. Asimismo, sus compras crecen en los supermercados discount, al igual que ocurre con el pimiento mini.

Por último, y en lo que respecta al pepino, son los mini los que más crecen en valor y los únicos que lo hacen en volumen, y una vez más vuelven a ser los super discount los que concentran las mayores ventas.

Para Behr, no cabe duda de que las “malas perspectiva económicas” en toda Europa están llevando a los consumidores a ser más conservadores en sus compras y esto está trayendo consigo dos tendencias claras: por un lado, los supermercados tradicionales ya no logran diferenciarse de los discounters, que se han convertido en la opción preferida de compra, incluso, para productos premium; por otro, sigue habiendo consumidores “fieles” a los productos premium y que son los que, actualmente, mantienen vivas las categorías de tomates pequeños o pepinos mini, entre otras. De ahí que, aún en tiempos de crisis, existan oportunidades para las hortalizas españolas en el mercado alemán.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *