Escribe para buscar

Mercados

La inflación provoca un aumento de 830 euros en el gasto anual de alimentación

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) estima que este año las familias van a afrontar un sobrecoste de más de 830 euros en el gasto anual de alimentación de una familia tipo. “Y en el corto plazo nada hace pensar que la situación va a cambiar y es probable que todavía suban aún más los precios de algunos productos en los próximos meses”, advierte.

Comparte
Precios

Esta entidad recuerda que aunque el dato general del IPC bajó un 0,7% en septiembre, dejándolo en un 8,9% interanual, los alimentos han seguido subiendo, en este caso un 0,5%, posicionando su índice en un 14,4% según los datos recién publicados por el Instituto Nacional de Estadística. “Y lo peor es que no parece que vayan a bajar mientras el elevado coste de la energía continúe gravando el coste de la producción, transporte y distribución de los alimentos”, ha señalado.

Además, OCU advierte que esta subida de los precios de los alimentos en septiembre resulta muy preocupante en productos básicos como las legumbres y hortalizas frescas (4,1%), el arroz (2,4%), la carne de ovino (2%), el azúcar (1,9%), la carne de cerdo (1,3%), la leche y los productos lácteos (1,2%) y los huevos (1%). Es verdad que algunos productos básicos han bajado, pero son los menos: el aceite de girasol (-3,1%), las frutas (-1,3%) y el pescado fresco y congelado (-0,6%).

Asimismo, apunta que estas subidas no han afectado por igual a todas las regiones. Entre las que más han sufrido el incremento de precios de la alimentación en septiembre destacan Canarias (1%), Madrid (0,7%), Cataluña (0,6%) y Aragón (0,6%), así como Ceuta y Melilla (por encima del 1%).

Ahora, más que nunca, OCU recomienda ”adquirir productos de marca blanca y priorizar los supermercados más baratos. Eligiendo bien el lugar donde se hace la compra, pueden obtenerse ahorros muy relevantes: unos 1.000 euros al año de media (más de 3.500 euros en algunas ciudades)”.

Además, urge al Gobierno a tomar medidas “firmes y decididas” para cortar la subida de los precios que pasan por suspender temporalmente los impuestos ligados a la energía, el origen de la espiral inflacionista, y por otra aumentar las ayudas a las familias vulnerables mediante cheques de alimentos.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *