Escribe para buscar

Empresa

Elena Víboras anuncia nuevas medidas de ayudas, por 40 millones de euros, para el desarrollo del sector agrario andaluz

Estas once líneas de incentivos, que se publicarán entre mayo y junio, servirán para modernizar explotaciones y mejorar el regadío y la comercialización

Comparte
La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha anunciado hoy en Almería que la Consejería “pondrá en marcha once medidas de ayudas, con un presupuesto inicial de casi 40 millones de euros, para la mejora del regadío, modernización de explotaciones y mejorar la transformación y comercialización”. Estas once líneas, que se publicarán entre mayo y junio, se suman a otras 21 que la Consejería ya ha convocado; lo que supone que la Junta destinará 230 millones de euros de recursos públicos para apoyar inversiones necesarias en el medio rural andaluz, ha concretado.
 Durante su intervención en el desayuno informativo organizado por el Grupo Joly, Elena Víboras ha explicado que “estas medidas responden a las necesidades prioritarias del campo almeriense”. En cuanto a la mejora de regadíos, ha precisado que “las comunidades de regantes de Andalucía contarán con más de 7,6 millones de euros para inversiones en la renovación de sus infraestructuras, que permitirán llevar el agua hasta las fincas a través de sistemas eficientes”. Esta nueva línea incluirá algunas novedades para lograr la máxima simplificación y facilitar a los agricultores la gestión administrativa.
 Otra de las medidas que se impulsará desde la Junta será la modernización de explotaciones agrarias, que contará con 8,57 millones de euros para incentivar la adquisición de maquinaria, nuevos sistemas de riego y la mejora de invernaderos, entre otras inversiones. “Se trata de un apoyo para que el sector pueda acometer las inversiones necesarias que le permitan mejorar su rentabilidad”, ha aseverado la consejera. Más allá de la simplificación administrativa, la principal novedad de esta línea será la fijación de un límite de ayudas más ajustado para poder llegar a un mayor número de beneficiarios.
 La iniciativa para la mejora de la transformación y comercialización, que servirá principalmente para modernizar industrias agroalimentarias, contará con 15,8 millones de euros. Entre las novedades que presenta, destaca el mayor apoyo a aquellos proyectos de empresas que apuesten por las tres ‘ies’, es decir, integración, innovación e internacionalización, “los tres retos claves de nuestra agroindustria para generar riqueza y empleo”, ha asegurado. Además, “se dará un apoyo especial a las empresas de economía social, como las cooperativas y las sociedades agrarias de transformación”, ha apuntado la consejera.
 “Estos incentivos, fundamentales para impulsar una agricultura innovadora y de vanguardia como la que tenemos en Almería, ponen de manifiesto el importante esfuerzo presupuestario y de gestión que estamos realizando desde la Junta de Andalucía para que nuestras empresas, agricultores y ganaderos puedan seguir realizando esas inversiones necesarias”, ha subrayado Elena Víboras.
Durante su intervención, la responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha incidido en la importancia de la innovación, seguida de la eficiencia energética y el uso óptimo del agua; la calidad y seguridad alimentaria, la concentración y la internacionalización. En este sentido, ha recordado las “oportunidades que se abren para la innovación en el medio rural en el nuevo marco europeo 2014-2020; no  sólo las procedentes de la Política Agrícola Común (PAC), sino también de la política europea de I+D+i”. En este sentido, ha señalado, “el nuevo programa marco europeo de investigación, denominado ‘Horizonte 2020’, dota de mayores recursos al área de agricultura, alimentación y biotecnología, que contarán con unos 4.000 millones de euros”.
 Además, ha añadido, “se ha creado una nueva herramienta para acelerar la innovación en el ámbito europeo, la Asociación Europea de Innovación Agraria, que busca mejorar la productividad y sostenibilidad de la agricultura”.
 El objetivo que se persigue, ha aclarado la consejera, “es cerrar la brecha de la innovación”, es decir, la diferencia que hay entre los avances de los centros de investigación y lo que realmente se aplica en el campo. Para ello, se fomentará la creación de Grupos Operativos, formados por dos o más entidades que colaboren de forma temporal para ofrecer soluciones concretas a problemas concretos, ha detallado.
 En este sentido, el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa) “realizará una intensa labor de dinamización para fomentar la creación de grupos operativos y apoyará en la elaboración de proyectos innovadores en colaboración con los Grupos de Desarrollo Rural, las Organizaciones Profesionales Agrarias, empresas y asociaciones sectoriales”, ha explicado.
“Andalucía cuenta con los ingredientes necesarios para aprovechar al máximo esta novedosa forma de cooperar y extender como una máxima la innovación a todos los niveles de la cadena agroalimentaria”. Además, se está ultimando el diseño del nuevo Programa de Desarrollo Rural en el que la transferencia de conocimiento y la innovación tendrán una nueva relevancia, ha concretado.
 Igualmente, ha insistido en la importancia de “seguir evolucionando, mejorando la competitividad y diferenciándonos de nuestros productores”. Para ello, ha puntualizado, “nuestros productos se tienen que reconocer no sólo por su calidad y buena disponibilidad, sino por ser unos alimentos que concentran todo el sabor de los productos mediterráneos y las máximas garantías de seguridad y responsabilidad social y ambiental. Ésta debe ser nuestra seña de identidad”, ha asegurado.
 “Nos encontramos ante un mercado global y debemos empezar a tomar decisiones con una óptica sin límites geográficos. Por ello, debemos mejorar nuestras técnicas de negociación con las distribuidoras, no tener miedo a la concentración para hacerse más fuerte y abrirnos a los mercados que lideraremos de forma conjunta en el futuro”, ha señalado.
 El sector agroalimentario andaluz y almeriense
 El sector agroalimentario tiene un papel estratégico en Andalucía, no sólo por el empleo que genera, sino también por su importancia económica y ambiental. Según la Encuesta de la Población Activa para el primer trimestre de este año, el sector primario ha destacado por su capacidad para generar empleo, con un incremento de 89.500 ocupados más que en el mismo periodo del año anterior.
 Desde el punto de vista económico, este sector se ha convertido en un elemento amortiguador de la crisis debido, fundamentalmente, a su vocación exportadora y es un motor principal para la recuperación. Prueba de ello es que las exportaciones de alimentos y bebidas se han incrementado en los últimos cuatro años (2010-2013) hasta superar los 7.400 millones de euros en 2013.
 De esta forma, la producción primaria, junto con la industria agroalimentaria, aportan directamente en torno al 8% del Producto Interior Bruto (PIB) andaluz y el 10% del empleo. Sin embargo, si se tienen en cuenta todas las actividades asociadas al complejo agroalimentario, como los insumos, transporte o la distribución, el peso sobre la economía andaluza es aún mayor, el 13%.
La provincia de Almería, conocida como ‘la huerta de Europa’, cuenta con un tejido de empresas y una agricultura de vanguardia, dinámica, emprendedora y exportadora. Así, Almería exporta, por sí sola, más del 18% de todo el valor de la producción agraria andaluza y más del 4% de la española. En cuanto a las ventas en el exterior, la provincia almeriense es la mayor exportadora de alimentos de Andalucía, con el 29% del total.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link