Escribe para buscar

Empresa

El Tribunal de Cuentas de la UE considera no fiables los controles de ayudas agrícolas

El Tribunal de Cuentas europeo considera que los resultados de los controles que llevan a cabo los Estados miembros sobre las ayudas a los agricultores "no son fiables", según un informe publicado ayer.

Comparte

La falta de fiabilidad, según los auditores, se debe a dos factores fundamentales: los errores en la recogida de datos y la efectividad solo parcial de los sistemas de control administrativo y sobre el terreno para detectar el gasto irregular.

Tampoco el trabajo que llevan a cabo los organismos de certificación ofrece suficientes garantías, según el Tribunal.

Por último, los auditores no consideran “estadísticamente válidos” los ajustes del porcentaje de error en el gasto agrícola que hace la CE a partir de los informes.

“Los Estados miembros desempeñan un papel crucial a la hora de garantizar que la ayuda agrícola europea se reparte entre los beneficiaros según lo establecido en la legislación comunitaria”, señaló Rasa Budbergytë, responsable del informe.

Por ello, añadió, los países “deben facilitar a la Comisión una información fiable sobre los resultados de sus controles, para permitir estimar mejor el impacto de las irregularidades en el pago realizado”.

Los errores que se detectan en el pago de las ayudas dan lugar a reducciones en la cantidad de ayudas que se pueden pagar a los solicitantes.

Cada año, los Estados miembros informan de los resultados de esos controles a la CE, a través de los informes estadísticos.

El portavoz comunitario de Agricultura, Roger Waite, dijo que la CE “toma nota” de las observaciones del Tribunal de Cuentas y añadió que Bruselas ya ha adoptado medidas para evaluar la fiabilidad de la información de los Estados miembros.

En particular, explicó, el pasado año se tuvieron en cuenta otros elementos -aparte de la información remitida por los Estados miembros- para calcular el porcentaje de error residual en los pagos directos.

Además, señaló que la reforma de la PAC que empieza a aplicarse este año conducirá a una mayor responsabilidad de los organismos de certificación.

Con las nuevas normas, los auditores nacionales deberán llevar a cabo “numerosos y profundos controles sobre los datos enviados por las agencias de pago”, lo que mejorará la capacidad de Bruselas de evaluar la precisión de los datos remitidos.

Por último, el portavoz subrayó que las correcciones financieras que impone la CE nunca se basan únicamente en las estadísticas de los Estados miembros, sino que siempre son el resultado de las auditorías llevadas a cabo por los auditores de la Dirección General de Agricultura de la Comisión.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link