Escribe para buscar

Frutas

“El principal reto es mantener la calidad y la diferenciación de nuestras frutas”

Entrevista a José Manuel Márquez Gil, nuevo presidente de la cooperativa Cuna de Platero S.C.A.

Comparte

José Manuel Márquez Gil pertenece a la generación de moguereños que ha dedicado toda su vida a la agricultura. Por herencia familiar y por vocación, trabaja en esta actividad desde los 12 años. Conocedor y amante del sector fresero y de otras berries como la frambuesa y el arándano, es un experimentado cooperativista, participó en el proceso de constitución de Cuna de Platero S.C.A. y son más de 25 años los que lleva trabajando para impulsar su crecimiento y consolidación, objetivos cumplidos con creces por la cooperativa fresera. Además, fundó junto a sus hermanos, en el año 1.988, la cooperativa ‘Las Acciones’, asociada a Cuna de Platero S.C.A.

La semana pasada, la asamblea de Cuna de Platero S.C.A. eligió presidente a José Manuel Márquez Gil, un puesto de gran responsabilidad, que casa con su experiencia profesional.

Y es que el nuevo presidente de Cuna de Platero ha sido consejero de la cooperativa más de 20 años. Cargo que le ha llevado a conocer a la perfección el funcionamiento de la misma en particular y del sector fresero en general. Por su actividad agrícola, mantiene contacto “con la mayoría de los socios agricultores y trabajadores de la cooperativa”, así como con otras entidades y/o empresas que trabajan con Cuna de Platero.

¿Desde cuándo es socio de Cuna de Platero S.C.A?

Desde los inicios, primero lo fue mi padre y después mis hermanos y yo, de hecho participé en el proceso de constitución de Cuna de Platero, hace ya más de 25 años.

Ha sido consejero de la cooperativa ¿cuántos años? ¿Qué le ha aportado su experiencia para afrontar el nuevo cargo?

Han sido más de veinte años de continuo aprendizaje. Trabajar junto a otros socios en los órganos sociales de una sociedad cooperativa como Cuna de Platero, te enseña a escuchar con serenidad y afrontar la toma de decisiones con calma y firmeza, además siempre basándonos en el diálogo y el consenso. En una cooperativa, como en otros ámbitos de la vida, pueden existir opiniones distintas, pero lo que sí tenemos muy claro en Cuna de Platero es que, tras el debate, tenemos que llegar a un acuerdo común, que mantenga la posición de liderazgo que hemos consolidado durante nuestros más de 25 años de trayectoria, en un momento tan complejo para nuestro sector, como es el actual.

¿Cómo valora la trayectoria de la cooperativa?

De forma muy positiva. Hay que seguir trabajando duro cada día para mantener nuestro posicionamiento de calidad, mejorar en lo que sea posible e intentar que no ocurra lo que ha ocurrido en la última campaña, en relación a las bajadas de precios soportadas por el sector fresero. “Tenemos que mantenernos firmes y apostar por la calidad y la diversificación de la oferta”.

Ha sido elegido presidente en un momento complejo para la agricultura española. ¿Qué papel desempeñan las cooperativas en la situación actual? ¿Cómo cree que puede ayudar Cuna de Platero a sus socios a salir de esta situación?

Se dice que “la unión hace la fuerza” y este es nuestro caso. Las cooperativas, como la nuestra, que aúnan el esfuerzo, trabajo, conocimiento, profesionalidad y experiencia de muchos agricultores del sector de las berries, son las que hacen posible que nuestras frutas sean competitivas en los mercados internacionales. En nuestro caso concreto, la cooperativa nos facilita muchas tareas, fundamentales para cumplir los estándares de calidad y excelencia que nos convierten en líderes del mercado, como la investigación y el desarrollo, que nos permiten mejorar la calidad de nuestros procesos y productos campaña tras campaña, el desarrollo de una estrategia de marketing, para seguir diferenciándonos en los mercados y dar respuesta a las demandas de todos nuestros clientes, siempre adaptándonos a sus necesidades; el asesoramiento técnico, la formación de nuestros agricultores, que cada vez están más preparados para afrontar el futuro, etc. Si cada agricultor trabajara de forma individual, todo esto que acabo de comentar no sería posible.

¿Qué supone para usted la presidencia de una cooperativa consolidada como Cuna de Platero?

Es una gran responsabilidad, a la vez que un gran reto para mí. Pero estoy seguro de que con el apoyo de todo el Consejo Rector, los socios, el equipo técnico y todas las personas que trabajan con y para Cuna de Platero, mantendremos la posición de la cooperativa y trabajaremos cada día para, si cabe, mejorarla. Aunque somos conscientes de que la situación actual es compleja para todos, especialmente para nuestro sector, también sabemos que aquí existe un equipo experimentado, conocedor del sector y del cooperativismo y esta idea me da la tranquilidad necesaria para asumir con optimismo esta nueva etapa.

Hemos hablado del pasado y del presente pero, como presidente, ¿cómo ve el futuro de la cooperativa y qué retos de futuro se plantea?

El principal reto es mantener la calidad, la diferenciación de nuestras frutas y mejorar los resultados cada año. La clave está en reducir el número de variedades que se exportan. En este momento existe una abanico muy amplio de variedades en el sector. Tenemos que seleccionar las que mejor satisfagan las demandas de nuestros clientes, las variedades de mayor calidad. Otra de nuestras líneas estratégicas se centrará en estimular a los socios para diversificar la oferta. Se trata de una labor que ya venía desarrollando el Consejo Rector anterior, al que agradezco todo el trabajo y esfuerzo realizados para el buen funcionamiento de la cooperativa, y que seguiremos trabajando en la misma línea.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *