Escribe para buscar

Empresa

El pequeño comercio se lanza al online para competir con los gigantes del retail

Muchas pequeñas y medianas empresas del sector han tenido que tirar de imaginación para diferenciarse de los grandes retailers y de los gigantes del ecommerce, como Amazon.

Comparte
pequeño comercio online

La pandemia de coronavirus ha obligado al comercio alimentario y a la hostelería a reinventarse. Muchas pequeñas y medianas empresas del sector han tenido que tirar de imaginación para diferenciarse de los grandes retailers y de los gigantes del ecommerce, como Amazon. Y así han surgido iniciativas dignas de mención en diferentes puntos de España.

Un ejemplo de ello lo encontramos en Logroño, con una propuesta de delivery ‘muy riojana’. Se trata de la nueva plataforma Logroño a domicilio, que se asienta en el concepto de ser “un repartidor como los de antes”, explican sus responsables.

El objetivo de esta iniciativa es ser el enlace entre el comercio y hostelería local de esta capital y el cliente final, como una opción más, pero dando un servicio mucho más cercano, de confianza y, sobre todo, “que cuida el producto que se transporta y la entrega al cliente hasta sus últimas consecuencias”, subrayan.

Eso ¿en qué se traduce? Pues en un cálculo más real del tiempo de reparto, la opción de reparto exprés, una temperatura óptima del producto en todo el transporte y unas condiciones de entrega agradables y siempre cumpliendo a rajatabla las normativas sanitarias.

“Actualmente, junto con Flavio Fernández, uno de los socios, trabajan cuatro repartidores que están dados de alta desde la propia empresa, rompiendo el tópico del falso autónomo de otras plataformas. Nuestros trabajadores se rigen, además, por el convenio de hostelería. Es necesario que tengan todos sus derechos y el contrato más acorde porque son lo más importante para que todo salga bien”, señala Marta Capellán, la otra socia de Logroño a domicilio que, actualmente, cubre la zona de Logroño, Lardero, Villamediana, Varea y, también, Alberite.

La puesta en marcha de este nuevo servicio ha buscado dar respuesta a la demanda de los restaurantes, que ven cómo sus pedidos se entregan en menos de 20 minutos en los domicilios y a la temperatura adecuada.

“Por el momento, no tenemos la app para que sea el cliente final quien pida a través nuestro, sino que somos llamados por el propio restaurante, al que ofrecemos una tarifa plana independientemente del precio del ticket o la distancia de entrega”, explican, aunque ya están trabajando para poder ofrecer el servicio también directamente a quien quiera gestionarlo a través suyo.

Dos formas de reparto
En el comercio, por ejemplo, existen dos formas de reparto: exprés o pedido planificado. La diferencia está en las horas que tardará en llegar, pero siempre dentro del mismo día. “Si necesitan entrega rápida, actuamos como en el caso de un restaurante y en apenas 20 minutos está en el domicilio del cliente”, inciden.

Actualmente, desde que comenzaran su andadura a principios de diciembre, llevan más de 1.000 entregas realizadas, cifras que esperan mejorar cuando finalice el diseño de la app y puedan incluir al cliente final como uno de los solicitadores de servicio.

Además, quieren apostar por ser un servicio sostenible, con más del 70% de su flota compuesta por motos eléctricas tan pronto sea viable y con la puesta en marcha de su aplicación.

Una iniciativa madrileña
En Madrid ha surgido también otra iniciativa que busca incentivar las compras en el pequeño comercio. En concreto, se trata de este tipo de negocios ubicados en el barrio de La Elipa. Han lanzado su propia moneda virtual, el ‘elipi’, a través del cual los clientes que decidan hacer sus compras en el barrio podrán obtener diferentes recompensas por su fidelidad, informa el portal Emprendedores. Así, por cada compra superior a 5 euros, los consumidores acumulan puntos que pueden canjearse en otros establecimientos de la zona.

La asociación La Arroba se encuentra detrás de este proyecto que se puso en marcha en marzo de 2020, cuando la pandemia obligó al cierre de muchos de los negocios de la zona. Sus 41 asociados invirtieron 4.000 euros en una app que permite escanear y canjear los ‘elipis’.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzo, la falta de publicidad ha provocado que tan solo 100 personas se hayan decidido a descargar la aplicación. “Falta que más gente la conozca. A ver si le damos un empujoncito”, comenta un comerciante del barrio.

Sorianos en acción
Los pequeños comerciantes de Soria también se están aplicando para presentar batalla al ecommerce. Ha surgido así una nueva plataforma local (compraensoria.com) que permite a estos negocios enviar directamente su trufa negra, un chorizo con galardón o sus reconocidos torreznos a cualquier parte de España. Y lo hacen en 24 horas y sin gastos de envío, recoge Expansión.

El canal online se ha convertido así en un aliado, también para las pymes, en un momento en el que la pandemia está incrementando esta tendencia de consumo. Es, sin duda, una buena forma de recuperar ingresos ante las restricciones contantes impuestas por el Gobierno para frenar los contagios.

La Federación de Empresarios de Comercio de Soria llevaba tiempo sabiendo que en el algún momento habría que unirse a la venta digital: “O lo hacíamos o nos quedábamos por el camino, desde luego”, reconoce Adolfo Sainz, vicepresidente y portavoz de la nueva plataforma.

Entre los productos gourmet que pueden encontrarse en esta web figuran la popular mantequilla de Soria, a 25 euros la lata de 250 gr.; níscalos y trufa negra (por 97 euros/100 gr.); los torreznos (vendidos de forma individual, desde 4,75 euros, o en packs completos que rondan los 39 euros); mantequilla dulce con denominación de origen (desde 4,50 euros); o cardo rojo de Ágreda (18 euros la unidad).

La elaboración artesanal de estos productos es la seña de identidad de la iniciativa que cuenta también con chocolates especiales, miel de la montaña soriana, las famosas pastas Numantinas, además de ibéricos, vinos de Ribera de Duero e incluso comida preparada (empanada, croquetas, manitas de lechal, pimientos rellenos, palella, callos, etc).

De momento, el único requisito para formar parte de la plataforma (que cuenta con una subvención de 16.600 euros que la Federación recibió de la Junta de Castilla y León) es ser soriano y cada comerciante gestiona su tienda virtual. “Cada uno de ellos establece qué vende y a qué precio, siendo los paquetes de producto la opción más recurrente”, señala Sainz.

La página web empezó con 30 miembros y a día de hoy ya alcanza los 109. “En Soria la mayoría de clientes sigue comprando directamente en la tienda, aunque es verdad que hay gente que ahora, si quiere, lo pide y no tiene que salir, se lo acercamos, pero el objetivo final de la plataforma es vender fuera. Y está funcionando”, señala el portavoz de la plataforma.

 

Fuente: Food Retail

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link