Escribe para buscar

Destacado

El MAAVi de Kimitec impulsa la transición verde de China

El centro líder en investigación y desarrollo de soluciones naturales y productivas desarrollará productos naturales para los principales problemas de los cultivos más importantes de este país, sobre todo de hoja.

Comparte
Kimitec China

China es el mayor productor agrícola del mundo por volumen, el segundo importador global por cifra de negocio y encabeza la lista de productores de cultivos de hoja verde, seguido de Estados Unidos. Aunque existe una creciente demanda interna de alimentos seguros, saludables y de calidad, China sigue utilizando cuatro veces más fertilizantes por unidad de área que el promedio mundial.

Para impulsar una transición verde basada en la sustitución de químicos peligrosos que tradicionalmente se han aplicado a suelos y cultivos, China ha elegido como partner tecnológico a MAAVi Innovation Center de Kimitec para el desarrollo de soluciones que permitan sustituir las herramientas de síntesis química en el cultivo de brócoli, la lechuga y la col china por otras naturales igual de eficaces, asegurando la productividad y rentabilidad de las cosechas, el respecto por el medio ambiente y la salud de las personas.

Las zonas de China escogidas para llevar a cabo este proyecto son la ciudad de Zhangjiakou, provincia de Hebei, y la ciudad de Beijing, en el norte; Shouguang, provincia de Shandong, en el centro; y, por último, la ciudad de Xiamen, provincia de Fujian, situada en el sur de China.

Proyecto BIO-CHAIN: cooperación e investigación
El proyecto BIO-CHAIN une a tres socios complementarios para perseguir este objetivo desde diferentes perspectivas: MAAVi Innovation Center, el centro líder en investigación y desarrollo de soluciones naturales y productivas de Kimitec, la biotecnológica española presente en más de 100 países del mundo, con delegación en China desde 2019, que comercializa soluciones naturales para la agricultura; Yunong, una de las empresas productoras de hortalizas más grandes de China, que gestiona unas 2.000 hectáreas de lechuga, tomate, pepino y col en todo el país; y BAAFS, la Academia de ciencias agrícolas y forestales de Beijín especialista en nutrición vegetal, suelos y cultivos.

La necesidad de adaptación a esta nueva realidad ha hecho que China elija a MAAVi Innovation Center de Kimitec para materializar los cambios en la agricultura que, a su vez, repercuten en la salud de la población y tratan de solventar los problemas medioambientales y de sostenibilidad que sufren y alcanzar los nuevos retos a los que se enfrentan.

“Muchas regiones de China sufren hoy el impacto del cambio climático, siendo el modelo de agricultura convencional uno de los causantes y de los principales perjudicados, las soluciones biotecnológicas naturales están diseñadas para proteger y gestionar de manera sostenible los cultivos y los ecosistemas naturales y son esenciales para ayudar a los países a cumplir con el Acuerdo de París de 2015, descarbonizar sus economías y desarrollar resiliencia”, señala Alejandro de las Casas CEO Internacional de Kimitec.

Las soluciones basadas en la naturaleza aparecen en muchos de los objetivos de la Declaración de Kunming firmada por representantes de más de 190 países el pasado octubre 2021 en esta ciudad China. Además de mitigar el 30% del dióxido de carbono emitido a la atmósfera, la naturaleza beneficia a todas las personas al mejorar su nutrición, proveer agua potable y contribuir a una mayor resiliencia contra desastres naturales, de acuerdo con el borrador.

En este sentido, China ha tomado medidas para designar «zonas de desarrollo sostenible»; de esta manera también implementa los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas.

Sinergias con técnicas innovadoras para mejorar la agricultura
El proyecto Bio-chain nace con el objetivo de diseñar soluciones naturales creadas a medida para algunos de los problemas que atañen a parte de los cultivos mayoritarios en China: brócoli, lechuga y col. Para ello es necesario conocer en profundidad cuáles son las principales  preocupaciones de los agricultores chinos, entre las que destacan: la susceptibilidad de los cultivos frente a estreses abióticos por bajas temperaturas y por salinidad; la existencia de plagas como Plutella xylostella (también conocida como polilla del dorso diamante) y pulgones; así como la presencia de enfermedades fúngicas como el mildiu velloso causado por Peronospora sparsa o la podredumbre negra del brócoli provocada por la infección de Alternaria, entre otras.

Asimismo, con el objetivo de desarrollar un prebiótico adaptado a los suelos chinos y que potencie el crecimiento de la microbiota beneficiosa y específica de las zonas de cultivo, se están llevando a cabo diversos estudios acerca del balance nutricional del suelo, así como el aislamiento e identificación de los microorganismos presentes dichos suelos.

MAAVi Innovation Center de KIMITEC liderará el diseño de una nueva generación de soluciones naturales adaptadas al suelo y necesidades chinas: biopesticidas, bioestimulantes, y prebióticos capaces de nutrir a las plantas y protegerlas de los principales estreses y plagas que afectan brócoli, la lechuga y la col china. Esas soluciones se elaborarán bajo una perspectiva de menor coste para adaptar estos bioproductos, en la medida de lo posible, a la realidad de la agricultura y mercado chino. Asimismo, abre un camino para poder ampliar las investigaciones a otras frutas y verduras del país.

Los componentes botánicos y la inclusión de tecnologías de microencapsulación para obtener liberación controlada, persistente en el tiempo, será un hecho diferencial del conocimiento que aportará MAAVi al proyecto.

Yunong se encargará de definir los retos agronómicos y liderará la actividad relacionada con la determinación de las necesidades de los cultivos y los suelos, es decir, definir los factores de estrés bióticos y abióticos.

Por último, BAAFS, universidad experta en la gestión de nutrientes y caracterización de suelo, liderará la evaluación de la eficacia de los bioproductos en ensayos de campo de diferentes áreas de China.

Nuevas soluciones para China extensibles a todo el mundo
El proyecto que cuenta con un presupuesto de 810.782,00€, ha dado comienzo en 2022 y está previsto que termine en 2025.

El CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial) financia este ambicioso proyecto a través del Programa Bilateral Hispano-Chino de Cooperación Tecnológica (CHINEKA). Este programa entre ambos países pretende promover la Cooperación Tecnológica Empresarial en proyectos de desarrollo, innovación y transferencia de tecnología, con el objetivo de generar beneficios económicos para España y China e impulsar la competitividad de sus empresas.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link