Escribe para buscar

Sin foto

El gran consumo reduce su crecimiento

El importe y frecuencia de compra muestra relación con el aprovechamiento de promociones, según Iri.

Comparte

El crecimiento del gran consumo, en el transcurso de este año, es negativo, debido al efecto de la crisis sanitaria durante el 2020, pero gana puntos respecto del periodo prepandemia. Así se ha expuesto en la ponencia El gran consumo en un escenario postpandemia, realizada por Antonio Khalaf, director del área comercial de Iri, en el marco del IX Foro de la Empresa Agroalimentaria y de la distribución.

Al analizar el comportamiento del gran consumo en 2021, se ha visto un crecimiento en las categorías relacionadas con el ocio y el placer. Es especialmente significativo el dato de ventas, desde la pasada primavera, de productos cosméticos como el maquillaje facial y de labios.

Los productos de indulgencia, como los bombones, también han mantenido un buen ritmo de crecimiento durante este año, en línea con la búsqueda de momentos de placer que encontrábamos en la pandemia.

Por el contrario, los productos básicos (huevos, verduras y hortalizas congeladas y atún en conserva, entre otros) y de limpieza (lejía y desinfectantes y detergente para ropa) han experimentado una tendencia negativa, también consecuencia de la paulatina recuperación de la normalidad.

El canal online mantiene el peso ganado desde el inicio de la pandemia y el supermercado grande gana cuota

VUELVEN LAS ESTRATEGIAS PROMOCIONALES

Además del análisis del panorama general, Khalaf ha puesto el foco en el ámbito de las promociones. Los datos de Iri revelan que, a medida que se recupera la normalidad, las estrategias promocionales están volviendo a su cauce, aunque todavía no alcanzan los niveles preCovid. Por canales, se aprecia que hipermercado es el único que ha recuperado estas estrategias, e incluso su cuota supera los niveles prepandemia, con una cuota de ventas en promoción en valor de la marca del fabricante que alcanza el 40,6%.

La ponencia de Antonio Khalaf también ha revisado el valor que suponen las promociones en la tienda. Este experto ha señalado cuatro puntos que hay que tener en cuenta para medir adecuadamente la actividad promocional:

1.- Modelo de atribución: determinar la aportación real de la actividad promocional al incremento de la venta..

2.- Presión y eficacia: el éxito de una promoción se determina por la relación entre el volumen puesto en venta (presión) y el incremento generado (eficacia).

3.- Canales: esa relación de presión y eficacia varía según los canales en los que se produce la promoción.

4.- Nivel de profundidad: el estudio debe hacerse al nivel más bajo posible (marca o SKU) ya que cuanto más profundicemos en la jerarquía y en el canal mayor será la robustez del análisis.

PERSPECTIVAS DE FUTURO

Por lo que respecta a las tendencias y perspectivas de cara al futuro, Khalaf ha recordado que la pandemia ha conllevado distintas influencias en el consumo, como un aumento del teletrabajo, una mayor confianza del consumidor, un incremento de la tasa de paro y un menor gasto.

Además, se ha observado que, a medida que se han relajado las restricciones, el consumidor hace cestas más pequeñas y va más veces a la tienda, pero sin haber llegado aún a los niveles preCovid (se acude menos a tienda que antes del inicio de la pandemia, pero se gasta más, aunque con un notable descenso en comparación con el nivel durante el inicio de las restricciones).

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link