Escribe para buscar

Alimentación

El futuro ya está aquí: ensaladas cultivadas en los supermercados

Las cadenas danesas Føtex y Bilka se suman al desarrollo de las granjas verticales y venden ensaladas cultivadas por el propio distribuidor.

Comparte

Føtex y Bilka, dos de las cadenas más destacadas de supermercados e hipermercados en Dinamarca, continúan avanzando en el cultivo vertical en la propia tienda y han lanzado ensaladas cultivadas en granjas verticales.

Repartidas en 14 pisos, la empresa Nordic Harvest cultiva ensaladas y hierbas en agua en un ambiente cerrado y controlado que ofrece a las plantas las condiciones óptimas para su crecimiento, sabor y contenido nutricional, sin necesidad de pesticidas. Como parte de una colaboración entre Danske Nordic Harvest y Salling Group, las ensaladas y hierbas cultivadas verticalmente ahora están disponibles en las tiendas en lo que es un paso más en la obsesión de la distribución por aunar sostenibilidad y producción local.

La iniciativa, de la que se hace eco de la que se hace eco la plataforma de tendencias del área de Retail Knowledge de Aecoc, es similar a la puesta en marcha a finales del pasado año por la cadena israelí Rami Levy, que en colaboración con la tecnología de Vertical Field comenzó a operar estas granjas verticales (más bien huertas) en cuatro establecimientos de la cadena en una iniciativa que el retailer ha ido extendiendo de forma progresiva a lo largo de este 2021.

Entre los cultivos que se comercializan figuran verduras de hoja verde y hierbas como col rizada, lechuga, albahaca, cilantro, eneldo, perejil y menta. Además, se trata de un sistema ofrece la ventaja de que ahorra espacio, cultiva las plantas en el suelo con iluminación LED y utiliza el 90% menos de agua que la agricultura de campo tradicional.

No son los únicos beneficios de esta iniciativa, ya que también se ganan 20 días desde la siembra hasta la cosecha en un ciclo de crecimiento típico y el sistema es resistente a la intemperie y a las plagas.

LA AGRICULTURA VERTICAL LLEVA AL SÚPER A NUEVAS ALTURAS

La agricultura vertical es un método de cultivo en interiores bajo condiciones ambientales controladas, con cultivos en capas apiladas verticalmente para ahorrar espacio. Esto podría permitir rendimientos 20-30 veces más altos por acre (unos 4.000 metros cuadrados) que la agricultura normal, según las estimaciones publicadas por IDTechEx. Mediante el uso de métodos de cultivo avanzados, como la hidroponía y la iluminación LED, adaptados a las necesidades fotosintéticas exactas de los cultivos, la agricultura vertical puede lograr rendimientos cientos de veces más altos que en el mismo espacio de las tierras agrícolas convencionales, señala la el informe.

Debido a que no necesita grandes cantidades de tierra cultivable para cultivar, es posible hacer agricultura vertical en áreas urbanas, más cerca de los centros de población. Esto libera tierra cultivable y reduce la distancia que los alimentos deben viajar para llegar a los consumidores, con la consiguiente reducción de la huella de carbono.

Casi cualquier lugar se puede utilizar para la agricultura vertical, con empresas que operan con contenedores de envío viejos (Freight Farms), almacenes en desuso (AeroFarms usa un almacén en Nueva Jersey para su agricultura interior) y las paredes de los rascacielos. Las únicas limitaciones son poder introducir recursos y sacar las plantas cosechadas.

La agricultura vertical permitirá introducir muchos cultivos en el seno de las ciudades e incluso llegar a producir alimentos en los propios restaurantes y supermercados en los que se comercialicen

Se trata, en definitiva, según destaca Aecoc, de “una técnica especialmente interesante debido a que permitirá introducir muchos cultivos en el seno de las ciudades e incluso llegar a producir alimentos en los propios restaurantes y supermercados en los que se comercialicen”.

Además, estas granjas modernas urbanas tratan de “optimizar el ciclo de vida de las plantas”, así como el uso de las mismas para crecer en términos de tierra fértil, nutrientes, consumo de agua y espacio gracias a una fuerte inversión tecnológica, ya que se deben imitar todas las condiciones que se dan en el medio natural en uno artificial. “Esto permite a una sola persona controlar la humedad, iluminación y temperatura de miles de cultivos desde la palma de su mano gracias a un dispositivo móvil”.

Se espera así que, en un futuro cercano, este tipo de cultivos pueda comenzar a desarrollarse de manera rentable para aquellos que inviertan en ello y constituyan una alternativa sostenible para alimentar a la población global.

Fuente: FoodRetail

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link