Escribe para buscar

Alimentación

BASF: “Debemos alimentar a una población creciente ofreciendo alimentos sanos y seguros”

Francisco González, responsable global de Cucurbitáceas y director general del negocio de semillas hortícolas de BASF en Iberia.

Comparte
BASF directivos tendencias

El horizonte de trabajo de las empresas hortofrutícolas, en general, y de las empresas de semillas, en particular, es el medio y largo plazo, de modo que la atención a las tendencias de mercado y consumo ocupa un lugar destacado en nuestro día a día. Las variedades que se comiencen a desarrollar hoy se lanzarán en un período aproximado de cuatro a diez años, por lo tanto, es indispensable anticiparse a las necesidades del mercado y los consumidores.

Actualmente, son cuatro las tendencias que marcan el devenir del sector hortofrutícola: conveniencia, sabor y sostenibilidad, sin olvidar la salud. Y son las mismas desde hace años. La función de los productores es adaptar su oferta a estas exigencias para ser la opción favorita del consumidor y, a su vez, incrementar la demanda de frutas y hortalizas frente a otros productos sustitutivos como yogures o snacks dulces.

Para alcanzar este objetivo, es necesaria la colaboración entre todos los agentes de la cadena de valor. De este modo, y por poner solo algunos ejemplos, productores y empresas auxiliares como las empresas de semillas pueden co-crear soluciones a medida para un perfil determinado de consumidor. Pero no solo eso. La colaboración de esos mismos productores con firmas de tecnología les permitirá avanzar en sus procesos de digitalización o desarrollar prácticas más sostenibles en campo. Y ni que decir tiene que la cooperación entre productores y los supermercados permitirá a unos y otros acercarse al consumidor final.

Esta colaboración se ha hecho mucho más necesaria con la pandemia, que ha traído consigo una serie de desafíos para el sector a los que solo es posible hacer frente desde la unidad y la cooperación. La seguridad alimentaria, por ejemplo, requiere de la adaptación desde la mejora vegetal a las prácticas de cultivo en campo, envasado y presentación en el supermercado. Si estos esfuerzos se realizan de forma conjunta, el sector puede llegar al consumidor de forma más eficiente y garantizando la rentabilidad de todos los eslabones de la cadena de valor.

“La pandemia ha supuesto una serie de desafíos que solo se pueden afrontar desde la unidad y la cooperación”

¿Pero qué nos deparará el futuro? La preocupación del consumidor por el bienestar y la salud se incrementan cada año y, es más, en BASF pensamos que se ha llegado ya a un punto de no retorno. La seguridad alimentaria que mencionábamos antes es un tema que ha recibido especial atención a causa del COVID-19, pero sobre el que ya se había puesto el foco mucho antes. Estas tendencias, junto con la sostenibilidad y la demanda a las propias empresas para que adopten prácticas más respetuosas con el medio ambiente son los ejes que marcarán el futuro de la industria. Y es que la sostenibilidad afecta a todo el tejido empresarial, y las frutas y hortalizas están muy bien posicionadas para hacer de ella su bandera, porque ¿qué hay más sostenible que consumir estos productos?

En BASF hace años que asumimos nuestro papel en el mundo: debemos alimentar a una población creciente y debemos hacerlo ofreciéndoles alimentos sanos y seguros que, además, sean producidos de la forma más sostenible posible. We make healthy eating enjoyable and sustainable es, desde entonces, nuestro mantra. Y es que, si algo tenemos claro, es que todos perderíamos una oportunidad si no somos capaces de utilizar la sostenibilidad como nuestra ventaja competitiva.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link