Escribe para buscar

España como motor del acuerdo MERCOSUR

Comparte
mercosur

Las negociaciones para un acuerdo entre la Unión Europea y Mercosur[1] han terminado en acuerdo, tras más de 30 rondas de negociación celebradas durante los últimos 30 años. Ahora, le toca el turno al Consejo de Ministros europeos, al Parlamento Europeo y a los 27 (o 28) parlamentos nacionales ratificarlo para su entrada en vigor definitiva, ya que se trata de un acuerdo global que va más allá de los aspectos comerciales. No cabe esperar su entrada en vigor definitiva antes de finales del 2020[2]. Por ahora, se esperan reticencias en Irlanda e Italia, con división de opiniones en Francia.

Nos lo explicó en 1985 el embajador Ullastres en una de sus conferencias magistrales: “El acercamiento entre Europa y América Latina es una prioridad política de primer orden para la diplomacia española. Francia y el Reino Unido integraron rápidamente su esfera de influencia histórica con las Convenciones de Lomé. No conseguiremos rápidamente un trato similar por parte de Europa para América Latina pero debemos avanzar en este camino.” Y prosiguió: “España es la puerta de entrada natural de América Latina en Europa. España, y las empresas españolas, serán las primeras beneficiarias de una mayor presencia europea en América Latina”.

Tuve la ocasión de acordarme de esta enseñanza cuando Manuel Marín era el Comisario responsable y se relanzaron las negociaciones con Mercosur. En aquel momento, yo coordinaba el equipo técnico de la DG AGRI que negociaba con su equipo la propuesta de mandato. Corría el año 1988.

Nuestro enfrentamiento se centró en una frase, que cito de memoria: “El acuerdo con Mercosur no representaría una amenaza significativa para la Política Agraria Común”. Conscientes de que estábamos en territorio comanche, nuestro empeño era cambiar esta frase por otra que dijera más o menos que “la Comisión velará para que el futuro acuerdo con Mercosur sea compatible con la PAC en su grado de desarrollo en el momento de su firma”.

Perdimos estrepitosamente en el colegio de Comisario y la propuesta no enmendada fue transmitida al Consejo. Allí, la correlación de fuerzas era diferente y no le quedó más remedio a Manuel Marín que rectificar. La discusión se zanjó, para gran regocijo de los agrícolas del asunto, con unas disculpas públicas del Comisario por esta frase imprudente y una declaración de Pierre de Boissieu, embajador de Francia y futuro Secretario General del Concejo de Ministros: “Francia perdona, pero nunca olvida”. Felizmente hoy, la nueva PAC es sustancialmente diferente de la PAC que me tocaba defender en el siglo pasado.

Esta batallita viene a cuento porque el gobierno español ha sido uno de los motores de acuerdo y se puede anticipar que el parlamento español apoyará claramente el acuerdo. El silencio de los (actuales) partidos de la oposición al respecto, cuando todo vale o casi para la batalla política, es atronador. El que calla otorga.

[1] Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay

[2] https://www.lanacion.com.ar/economia/el-acuerdo-comercial-mercosur-ue-estara-operativo-nid2266382

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link