Escribe para buscar

Crisis del Coronavirus

Balance de una frutería madrileña tras dos semanas de Covid-19

Después de 2 semanas de confinamiento, nuestro artículista, Tomás García Azcárate, vuelve a hablar con David para hacer balance del confinamiento.

Comparte

¿Has tomado nuevas medidas de protección?

Si, ya no entra nadie en la tienda. Despachamos a los clientes que se quedan en la calle. Cerramos a las 2 de la tarde pera no podemos irnos antes de las 3.30 o las 4 porque desinfectamos completamente toda la tienda.

¿Cómo van las ventas?

Seguimos vendiendo más que de costumbre, y si abriéramos por la tarde venderíamos aún mucho más. Pero hay que descansar. Esto es un maratón, esto va a durar, las mañanas son muy duras y muy largas y tenemos que aguantar.

Los clientes esperan en la calle, separados 1 metro y medio los unos de los otros, y no es raro ven esperando a 5 o 6. A las 9, cuando abro ya hay unos pocos esperando pero el pico es entre las 10 y la 1, luego se calma un poquito.

A las ventas en tienda hay que sumar las ventas por teléfono. Hacemos muchísimos reparto, tanto que no damos abasto para atender a los pedidos. Voy a tener que ser más selectivo, dando prioridad a las personas más mayores, que son muchas en este barrio. Alguna gente no entiendo cuando le digo que no le voy a poder llevar su pedida a casa hasta dentro de 2 o 3 días.

Como nadie sabe lo que mañana nos va a reservar, no puedo contratar a nadie más (tiene 3 empleados de los cuales uno a media-jornada) pero habría trabajo para al menos 1 trabajador mas.

¿Tu caso es general?  

Yo, por lo que oigo y veo en MercaMadrid, las cosas van por barrio y por tipo de tienda. Aquí tenemos la suerte de que hay muchos jubilados, funcionarios y clase media que puede hacer teletrabajo. No están, al menos por ahora, muy preocupados por su futuro económico y compran más que antes, al estar más gente y más tiempo en casa.

En otros barrios, Vallecas por ejemplo, la historia es muy diferente. La gente está más preocupada y está comprendo menos. Son sobre todo las tiendas que se llevan de MercaMadrid el género un poco menos fresco y de más pequeño calibre, las que estarían notándolo.. El cierre de los mercadillos también le estaría pasando factura a los mayoristas que se han especializado más en este tipo de productos.

Luego, otra novedad de la semana pasada es que se han visto a los compradores de las cadenas de distribución por MercaMadrid, completando lo que ya tienen contratado con más volumen y más producto.

¿Y los precios?

Los precios están poco a poco subiendo. En verduras, lo he notado bastante en productos como la judía verde, pimientos y el calabacín.

Los productos de importación que venían en avión, como los mangos y todavía la sandía y los melones, han subido mucho. Hay menos vuelos, menos producto en el mercado y esto se nota.

¿Me dicen que la fresa está sufriendo una caída del consumo?

Yo no lo noto. Si me llevara más fresa, seguro que podría vender más. Pero es posible que el pequeño calibre si está sufriendo por lo que dijimos antes, de la gente que está empezando a estar preocupada por lo que se nos viene encima.

En cambio, quizás porque creemos que la Vitamina C nos ayuda a reforzar nuestras defensas frente al virus, los cítricos están teniendo un fin de campaña brillante.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *