Escribe para buscar

Hortalizas

Baja la producción de tomate en favor de hortícolas de invernadero

La producción de tomate en la UE desciende este año un 2%, la exportación un 7% y la importación crece un 3%, según la Comisión.

Comparte

La Comisión Europea ha publicado su “Informe sobre perspectivas a corto plazo para los mercados agrícolas en 2020”, correspondiente a verano de 2020, en el que hace previsiones para los distintos sectores agrarios y para el sector del tomate estima un descenso de la producción este año del 2% debido al retroceso de España en un 7%. Prevé también una caída de la exportación comunitaria del 7% mientras que la importación crecerá un 3% con relación a 2019.

La Comisión estima que la producción de tomate en fresco descenderá un 2% en 2020 debido a la caída del 7% de la producción en España, lo que se debe a que los productores españoles están dirigiendo su producción a hortalizas de invernadero más rentables. Por el contrario, prevé que la producción de Polonia aumente debido a nuevas inversiones en invernadero.

La producción de otros países se mantendrá estable. Los rendimientos, según la Comisión han sido menores porque las explotaciones se han orientado a la producción de tomate de menor tamaño y mayor valor añadido, pero esto se compensará con la ampliación de las producciones de invierno. La Comisión prevé que el tomate para industria crezca un 1%.

En cuanto al consumo, el Informe recoge que el coronavirus y el cierre del canal horeca ha provocado un descenso del consumo de tomate redondo que ha empujado a los precios a la baja. Al mismo tiempo aumentó el consumo en el hogar, en particular de los tomates pequeños.  En general se espera que el consumo de tomates frescos en la UE disminuya ligeramente en 2020, un 1% con relación a 2019.

Respecto a las exportaciones de tomate fresco de la UE en el periodo de enero a abril han disminuido un 20% debido a la COVID-19 (por problemas logísticos y mayores costes de transporte). En general se espera que en 2020 disminuyan las exportaciones de tomate de la UE, un 7%, lo que supone un 13% menos según la media de los últimos cinco años.

Por el contario se espera que las importaciones de tomates frescos de la UE sigan aumentando en 2020, un 3% con relación a 2019 y un 11% con relación a la media de los últimos cinco años.

Según la Comisión, “mientras que Marruecos representa con mucho la mayor parte de las importaciones (71% en 2019), las importaciones procedentes de Turquía (que representaron en 2019 el 17% de las importaciones de la UE) fueron las que más crecieron de enero-abril, un 37% por encima de las importaciones en el mismo período del año pasado. Las importaciones procedentes de Marruecos aumentaron solo un 3%, siendo más afectadas por la dificultad logística relacionada con Covid-19”.

Para FEPEX, el Informe sobre perspectivas a corto plazo para los mercados agrícolas es realizado por la Comisión Europea recoge datos sobre tomate que alertan de la difícil situación en la que se encuentra este cultivo en la UE, de carácter estratégico para el sector español. Mientras que descienden los rendimientos como reconoce la propia Comisión en la mayoría de los países y la producción, al igual que las exportaciones, crecen las importaciones fuertemente y en especial de los principales competidores de España como Marruecos y Turquía. Para FEPEX, el marco regulatorio comunitario, con requisitos cada vez más exigentes de carácter medioambiental, sanitario, social y laboral, que por otra parte son necesarios, constriñe las posibilidades de producción en Europa, y se incentiva la importación, puesto que los países terceros no están obligados a aplicar las mismas normativas comunitarias.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *