Escribe para buscar

Frutas Hortalizas

AVA acusa al ecologismo radical de generar psicosis infundadas con los plaguicidas

La UE revisará el uso de 75 productos y los agricultores advierten de que si los prohíben serán inviables muchos cultivos y se abandonarán

Comparte

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) y la de fabricantes de productos fitosanitarios (Aepla) acusaron ayer a las organizaciones ecologistas radicales de sembrar psicosis infundadas entre la población con falsas noticias relacionadas con el uso de plaguicidas en los cultivos agrícolas, cuya utilización garantizaron que, por el contrario, es más segura que nunca y todavía más en Europa que en el resto del mundo. Cristóbal Aguado y Carlos Palomar, máximos responsables de AVA y Aepla, fijaron su atención en especial en las campañas de Greenpeace, encaminadas, según dijeron, a concienciar a la ciudadanía para influir en las autoridades y conseguir la prohibición de nuevos listados de materias que hoy se utilizan contra plagas.

Aepla presentó el informe ‘Low Yield ¿Protegerá Europa su agricultura?’, que concluye en síntesis «la falta de herramientas para producir y hacer frente a las plagas». Pero Bruselas tiene ahora en tela de juicio otros 75 fitosanitarios, cuyos permisos se revisarán conforme venzan los actuales, y entre los agricultores y los fabricantes crece el temor a una nueva escabechina, puesto que no cesan los ataques ecologistas que abogan por su erradicación.

El argumento que enarbola el ecologismo es, lógicamente, el de que se trata de sustancias venenosas. Cosa que no desmienten los agricultores y fabricantes, naturalmente, puesto que se trata de compuestos utilizados para combatir plagas. Si no fueran venenosos no servirían. Pero otra cosa es que sean peligrosos ‘per se’, lo que rechazan categóricamente. Para ello, Aguado y Palomar pusieron varios ejemplos: «Todos tenemos en casa lejía, salfumán, detergentes, amoniaco y un elenco de cosméticos, gel, champú y otros preparados químicos, todos ellos necesarios para la higiene y la limpieza general; todos pueden ser peligrosos si se utilizan de forma inadecuada, pero todos los empleamos con la moderación necesaria y cumplen su función; también es potencialmente peligroso el coche, como el avión, la electricidad o el gas para cocinar, pero sabemos también que con controles, cuidados, buenas prácticas, dosis adecuadas y lo que sea preciso se minimizan los riesgos, resultan inocuos y nos sirven bien».

También utilizaron el símil de la farmacia: «Tomamos medicinas para curarnos, con las dosis que nos dice el médico; los fitosanitarios son las medicinas de los cultivos; su idoneidad de uso está más que revisada y Europa es el lugar más seguro del mundo en este aspecto». Por contra, si la UE prohíbe más sustancias, muchos cultivos ya serían inviables y se abandonarían. Más paro y mayor importación de alimentos. Está en peligro el futuro, por ejemplo, del 85% de nuestra producción de tomates, el 36% de los cítricos o el 28% del arroz.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link