Escribe para buscar

“Una revolución en las tendencias de consumo”. CULTIVAR

Pedro Sitjar, gerente de Cultivar.

Comparte
Cultivar directivos

La continua adaptación al consumidor es una de las premisas que Cultivar ha mantenido para poder seguir las tendencias del mercado. Ahora se ha producido un cambio en favor de la sostenibilidad y la cooperación de la cadena, por ello la empresa, apoyándose en la transparencia y proximidad con el cliente, busca aportar a la sociedad parte de lo que obtiene con la comercialización de frutas. De todo esto y más hablamos con su gerente, Pedro Sitjar.

El bienestar, la seguridad y la salud son los tres ejes que están marcando el consumo actual, ¿cree que estas tendencias se mantendrán en el futuro?
Creo que son tres ejes fundamentales que marcan la evolución del consumo hoy en día, muy especialmente la salud, pilar fundamental para el sector de frutas y hortalizas, y sobre el que debemos sustentar nuestro trabajo y comunicación. También debemos considerar como prioritaria la sostenibilidad, que se ha convertido en una tendencia determinante para el consumidor final en los últimos años.

¿La palabra tendencias ocupa un lugar en los proyectos de futuro de las empresas?
Para Cultivar, definitivamente sí. Nuestros proyectos de futuro están basados en las tendencias actuales y las que creemos que seguirán afianzándose en el futuro. Tenemos la gran suerte de trabajar con productos 100% saludables, así que, en ese sentido, sólo nos hace falta desarrollar la comunicación y marketing basados en esos beneficios. Donde sí debemos poner todos nuestros esfuerzos es en adaptarnos a los requerimientos del consumidor en cuanto a seguridad y sostenibilidad. Ya hace años que trabajamos en garantizar la seguridad y trazabilidad de los productos que comercializamos. El tema de la sostenibilidad es más reciente, pero de unos meses a esta parte ha sido una revolución. Se han llevado a cabo grandes cambios en el envasado y los sistemas de trabajo, y tratamos de reducir la huella de carbono apostando por nuevos sistemas de generación eléctrica como la instalación de placas solares, que ofrecen una energía más sostenible.

“La empresa debe revertir en la sociedad generando empleo y ofreciendo productos sanos”

Nosotros planteamos los objetivos a seguir en dos ejes. El principal es la “Salud”, sobre el que se sustentan todos nuestros productos. Para ofrecer salud debemos ser muy rigurosos con la seguridad y trazabilidad de las frutas y hortalizas que comercializamos, y responsables con nuestros procesos, con el equipo de personas que trabajamos en Cultivar y con la sociedad que nos rodea. El segundo pilar es “La experiencia de consumo”. Para Cultivar es fundamental brindar una experiencia de consumo positiva, muy satisfactoria y, por ello, invertimos grandes esfuerzos en sistemas de maduración y tecnología punta que nos permitan ofrecer el mejor producto, en su justo punto de madurez, para que el consumidor final pueda disfrutar la fruta en su mejor momento. Queda mucho por hacer, pero seguimos trabajando en esta dirección.

¿Es necesaria la colaboración y cooperación de la cadena de valor para ir acorde a las tendencias que marca esta época de pandemia?
La cooperación entre los distintos eslabones de la cadena de valor siempre es muy positiva. No sólo la necesitamos, sino que es imprescindible. El consumidor final es cada vez más exigente y nos está reclamando que nos unamos y ofrezcamos productos saludables, seguros, limpios, responsables. Al consumidor no le importa quiénes participemos en el proceso, simplemente pide que seamos transparentes y claros, que el producto que llegue a sus manos cumpla todos esos requisitos, así que es importante que toda la cadena aunemos esfuerzos en ese sentido.

Solo podremos afrontar estos retos basándonos en la ética, los valores y el comportamiento, y las empresas ya no pueden mirar hacia otro lado. ¿Ser transparentes y dar confianza permitirá acercarse más a lo que demandan los consumidores?
Así es, estamos en ese proceso. La digitalización y las redes sociales han acercado los consumidores a las empresas; ahora somos más conscientes de sus exigencias y eso nos ha hecho reaccionar. Evidentemente, debemos ser siempre transparentes y comunicar abiertamente para lograr la confianza del consumidor final. Por otro lado, la sostenibilidad, tanto medioambiental como social, debe formar parte del ADN de cualquier empresa. Hoy en día puede resultar una ventaja competitiva demostrar públicamente esa implicación con el medio ambiente y la sociedad que nos rodea, pero a largo plazo esta conciencia se convertirá en un valor imprescindible, y creo que dejará de ser una ventaja competitiva para pasar a ser un deber de la empresa que se da por sentado.

¿Es posible pensar en el bien social en el sector hortofrutícola dejando de lado los objetivos meramente económicos?
La empresa debe tener hoy en día varios objetivos. El económico se da por sentado, pero las empresas tenemos también una responsabilidad con la sociedad en la que vivimos. La empresa debe revertir en la sociedad generando empleo, ofreciendo productos sanos y sostenibles, aportando a la comunidad, tratando de mejorar y proteger el entorno más próximo y ayudando a los sectores más desfavorecidos de la sociedad en la medida de lo posible.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link