Escribe para buscar

Una cosecha estable en Europa. MULDER ONIONS

Los altibajos en la demanda continúan siendo una constante, según Mulder Onions, que confía en recuperar su volumen de ventas habitual a medida que vuelva la normalidad.

Comparte
Mulder onions cebolla

El cierre del canal Horeca en Reino Unido y las limitaciones a la movilidad en países como Alemania, con confinamientos parciales y totales en el último año, complicaron la exportación de cebolla durante la campaña 2020/2021. Es más, según Jordi Calatayud y Monge, responsable comercial del importador holandés Mulder Onions, “este año no hemos llegado a los altos volúmenes del pasado”. Aun así, califica el ejercicio de positivo, sobre todo en la recta final de 2020, gracias al aumento de sus ventas en Navidad.

En este momento de la campaña, y según explica Calatayud y Monge, la demanda debe venir de Europa del Este; sin embargo, países como Austria y, sobre todo, Polonia, continúan exportando a sus estados vecinos, retrasando la entrada en estos mercados de operadores como Mulder Onions.

A priori, todo apunta a que, en este ejercicio, los volúmenes de cebolla producida en Europa se mantendrán prácticamente estables. “En los Países Bajos esperamos una cosecha normal”, comenta el responsable comercial, quien añade que el único problema podría ser la escasez de calibres 60/80, muy demandados, en la recta final del ejercicio holandés.

“Nuestro objetivo es aumentar el volumen de nuestra cebolla rosada Flamingoo para tener mayor disponibilidad de producto”

Pese a todo, es optimista: “Mientras antes recuperemos la normalidad, antes alcanzaremos un volumen normal de exportación”. Y recuerda que, en cualquier caso, la cebolla es un producto de primera necesidad en muchos países, por lo que, en mayor o menor medida, “siempre habrá demanda”.

Con respecto a la cebolla española, y cuando le preguntamos por los daños internos detectados en las últimas campañas, reconoce que, evidentemente, no favorecen la exportación: “Solo generan problemas y costes innecesarios”. Aun así, defiende la calidad del producto de nuestro país, al que suma una ventaja competitiva muy a tener en cuenta en destinos como Alemania: su calibre adecuado para hacer buttis (ristras de cebolla en malla).

Cebolla rosada Flamingoo
Es una de las últimas novedades de Mulder Onions y su aceptación en el mercado está siendo muy positiva, sobre todo en países como Malasya, Singapur y el continente africano. “Las ventas en la primera mitad de la temporada han sido muy buenas”, comenta Calatayud y Monge, y añade que, a partir de ahora, su objetivo es “aumentar nuestro volumen de producción para tener una mayor disponibilidad de producto”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link