Escribe para buscar

Un catalizador de crecimiento. SMURFIT KAPPA

Teo Pastor, Sales & Marketing Director de Smurfit Kappa en España, Portugal y Marruecos.

Comparte
Smurfit Kappa sostenibilidad directivos

El sector hortofrutícola afronta, como el resto, el desafío global que supone la conservación del planeta y el uso de unos recursos naturales limitados. Son retos que hay que abordar de forma urgente y ambiciosa para poder atajar los problemas climáticos y ambientales que acechan a nuestro entorno. Nuestra salud, que ahora cobra una mayor importancia si cabe, está ligada a la salud del medio ambiente, por lo que tenemos que maximizar el uso eficiente de los recursos para que permanezcan el mayor tiempo posible en el ciclo productivo.

Así, la sostenibilidad se ha convertido en una prioridad para el sector hortofrutícola, que se esfuerza cada vez más en alcanzar de forma fácil y rápida una industria más responsable, en consonancia con los ODS de la ONU y también con las nuevas necesidades impuestas por el consumidor final. Objetivos que ha asumido como propios, ya que le permiten reducir su huella de carbono y alcanzar las metas medioambientales de su negocio. Por eso, productores, marquistas y distribuidores necesitan aliarse con partners que aporten valor añadido a sus cadenas de suministro y que, además, garanticen la sostenibilidad de sus operaciones. En Smurfit Kappa trabajamos para poder ofrecerles las soluciones de embalaje que les permitan lograr sus objetivos en este sentido.

Porque la sostenibilidad se ha convertido en el centro de nuestro negocio. Nuestros embalajes son 100% biodegradables, reciclables y renovables, y cuentan con la certificación forestal del Forest Stewardship Council (FSC®), garantía de que la materia prima proviene de bosques gestionados de manera sostenible. El 95% de todas las fibras de madera que utilizamos en la fabricación de cartón para estas soluciones de embalaje disponen de dicha certificación de Cadena de Custodia. Una muestra de nuestra firme apuesta por la sostenibilidad, recogida en iniciativas como “Better Planet 2050”, que se centra en las áreas en las que la compañía tiene un mayor impacto medioambiental y social. En ella se incluye uno de nuestros objetivos más ambiciosos hasta la fecha, que es lograr cero emisiones netas de CO2 para el año 2050.

“Trabajamos para reducir, reutilizar, reciclar, recuperar, renovar y biodegradar los materiales que usamos”

Y como muestra de la preocupación de Smurfit Kappa por las personas y el apoyo a las comunidades en las que estamos presentes, contamos con una serie de medidas que incluyen una mayor reducción anual en el índice de incidencia total de accidentes registrables, aumentar la inclusión de las mujeres, apoyar económicamente iniciativas en las comunidades en las que operamos, etc.

En la compañía también somos conscientes de la importancia de la salud para los consumidores. Por eso, nuestras soluciones ayudan al sector hortofrutícola a mantener las frutas y hortalizas frescas y ventiladas para que preserven sus cualidades hasta su compra por parte del consumidor final. Un comprador muy preocupado por su sistema inmunológico y por la salud del medio ambiente. Nuestros embalajes de cartón respetan al máximo estas preocupaciones, ya que son seguros e higiénicos y, además, 100% reciclables, renovables y biodegradables.

En definitiva, creemos que la sostenibilidad debe seguir siendo el punto central de los programas comerciales globales a medida que nos abrimos al futuro, ya que es un catalizador del crecimiento. Por eso, las empresas deben encontrar un equilibrio entre las prácticas de sostenibilidad y la rentabilidad. Aquellas que aprecien el valor de invertir ahora con una perspectiva a largo plazo tendrán más posibilidades de ganar.

Economía circular
En Smurfit Kappa contamos con un “circuito cerrado” que tiene como objetivo maximizar el uso de los recursos naturales para fabricar nuestras soluciones de papel, renovables, reciclables y 100% biodegradables.

Así, a nivel global, disponemos de 34 fábricas de papel, 245 plantas de producción de embalaje, 42 centros de fibra recuperada y 34 centros de producción en 35 países, además de 68.000 hectáreas de plantaciones forestales gestionadas sosteniblemente. Gracias a ello, producimos 7,6 millones de toneladas de papel y reciclamos 6,5 millones, con las que producimos 11,5 billones de m2 de embalaje.

En Smurfit Kappa siempre trabajamos teniendo en cuenta todos los aspectos circulares de nuestras soluciones, que pasan por reducir, reutilizar, reciclar, recuperar, renovar y biodegradar los materiales que utilizamos para la fabricación de nuestros embalajes y en nuestros procesos de producción. De esta forma, utilizamos subproductos orgánicos como biocombustible y reutilizamos fibras separadas por tratamiento con agua en nuestro proceso de fabricación de papel. Incluso, teniendo en cuenta que el papel recuperado también contiene otros materiales como metales, plásticos, madera, etc., buscamos la manera de encontrarles usos alternativos que ayuden a las organizaciones locales a crear nuevas oportunidades de negocio.

En definitiva, en el desarrollo de nuestros productos buscamos sinergias en toda la cadena de valor, utilizando soluciones de un solo material para mejorar las líneas de embalaje de nuestros clientes y aumentar la posibilidad de poder reciclar el embalaje después de su uso.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link