Escribe para buscar

Tradición y experiencia para una calidad superior. DON MELÓN

Don Melón lleva más de 30 años produciendo melones y sandías para el mercado nacional aunque están comenzando abrir mercados con el objetivo de exportar a Europa.

Comparte

La localidad madrileña de Villaconejos está estrechamente vinculada con el cultivo de melón y sandía desde hace décadas, por lo que sus agricultores acumulan una gran experiencia fruto de esa tradición y conocimiento. Empresas como Don Melón aprovechan esa sabiduría, tanto en el campo como en sus instalaciones de selección y envasado, al contar con un personal cualificado y unos agricultores que saben perfectamente cómo conseguir el mejor producto en cada circunstancia, según nos cuenta Bárbara García, responsable de Don Melón.
La entidad se decanta por una agricultura sostenible, de residuo cero, respetuosa con el medio ambiente y sujeta a normas de internacionales reconocidas, como Global G.A.P, I.F.S o B.R.C.  Y es que, los objetivos desde sus orígenes han sido “la búsqueda de la calidad y ofrecer un buen servicio”. Por eso han trabajado y por ello se les reconoce, tal y como asegura García: “el consumidor sabe que cuando se lleva a casa un Don Melón Oro se van a comer la mejor fruta que se puede encontrar en el mercado en ese momento”. La firma apuesta fuerte por posicionar su marca en los lineales y su departamento de marketing está trabajando en una nueva imagen para el etiquetado y el packaging.
El sector vive una “revolución genética, con variedades nuevas cada año que nosotros probamos en nuestros campos de ensayo para encontrar un melón atractivo, con gran sabor, una pulpa jugosa y que no pierda ninguna de estas cualidades en los  procesos de manipulación y comercialización”, afirma. La empresa está centrada en fidelizar al mercado nacional, pero está comenzando a dar algunos pasos encaminados a la exportación de parte de su producción de melón y sandía a Europa.
La campaña se espera positiva, con incrementos previstos de entre un 10 y un 15% de sus ventas, tanto de melón como de sandía porque, pese a la tendencia general del mercado nacional, sus cifras de comercialización aumentan de forma paralela en ambas frutas. Para Don Melón la clave está en ser muy rigurosos en los controles de calidad y mantener una adecuada relación calidad/precio “y no defraudar las expectativas de clientes y consumidores”.
Además de sus instalaciones de Villaconejos, Don Melón está presente en uno de los mercados mayoristas más importantes de Europa, Mercamadrid, donde cuenta con dos puestos desde los cuales no sólo comercializa su producción propia, sino que también distribuye frutas y hortalizas seleccionadas con sus mismos y exigentes parámetros de calidad. “Nuestra experiencia en el mercado nos avala tras 30 años con una marca empresarial consolidada”, asegura Bárbara García.

Beatriz Peña

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *