Escribe para buscar

“Tenemos que adaptarnos a la demanda”. MAS PATATAS

Para Lázaro Jiménez, gerente de MAS Patatas, es fundamental innovar en variedades que respondan a las nuevas tendencias de los mercados tanto nacional como de exportación.

Comparte
patata Egipto

La patata española no atraviesa su mejor momento y, de hecho, la pasada fue una campaña de primor para olvidar, debido, por un lado, a los bajos precios, que apenas llegaron a cubrir los costes de producción y, por otro, a la caída del interés de los compradores tanto nacionales como centroeuropeos. En este contexto, la innovación debe jugar un papel clave en el futuro del sector y, precisamente por ello, en MAS Patatas trabajan en la incorporación de nuevas variedades tanto para exportación como para el mercado nacional que satisfagan las demandas de los consumidores, como por ejemplo, patatas de carne firme. “Si no evolucionamos hacia los gustos europeos, nos quedamos sin ese mercado potencial al que alimentar”, nos explica Lázaro Jiménez, gerente de MAS Patatas.

En esta misma línea, la compañía puso en marcha la campaña pasada un canal de comercialización para Europa de patatas ecológicas que “está teniendo muy buena acogida”, no solo fuera de España, sino también en el mercado interno, donde el consumo de alimentos bio crece discretamente.

Pero, más allá de la innovación en producto, Jiménez cree esencial poner en valor la patata como alimento básico y primordial en nuestra cocina; solo así será posible poner freno, incluso, a la presión que ejerce la distribución sobre este sector, utilizando la patata como reclamo en los lineales. “Es una lástima que no se valore la importancia que tiene y se traten de mejorar las calidades, selección y otros aspectos comerciales de diversa índole, en lugar de intentar vender siempre a la baja”, nos cuenta. En este sentido, para el gerente de MAS Patatas, el camino a seguir está claro: “Debemos fidelizar al consumidor por la calidad del producto e informarle debidamente de sus usos. Un consumidor satisfecho es un cliente fiel a las patatas en general”.

Competidores

Cuando de patata de primor se trata, Egipto e Israel son los dos grandes competidores del producto español, puesto que entran en el mismo segmento y, además, “hacen un trabajo muy bueno de selección y presentación”, explica Lázaro, quien añade que, lamentablemente, esta es aún “una asignatura pendiente en el mercado nacional”.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *