Escribe para buscar

Suelos más productivos y sostenibles. AGRAMA

La empresa líder en herramientas analíticas para la agricultura de precisión y monitoreo de fertilidad de los suelos ofrece un nuevo servicio de análisis microbiológico para ayudar al sector a mejorar sus rendimientos, sostenibilidad y la calidad del producto.

Comparte

Agrama cuenta a partir de ahora con un nuevo servicio de análisis microbiológico del suelo que utiliza no solo indicadores indirectos como la medida de biomasa microbiana, materia orgánica, índice biológico de fertilidad o actividades enzimáticas (dehidrogenasa, catalasa, ureasa etc.), sino que incorpora análisis de microorganismos beneficiosos y perjudiciales para los cultivos (Trichoderma, Bacillus, Diazotrofos, Pseudomonas, Rhizobium Micorrizas, Fusarium, Phytophthora, Pythium, Macrophomina, Nematodos), lo que ayudará a los agricultores a mejorar la productividad, la sostenibilidad del suelo y la calidad de sus cosechas.

Cada vez más, los microorganismos se usan en procesos agrícolas debido a los resultados positivos generales observados en su aplicación. Intervienen en el ciclo biológico de diversos nutrientes (solubilizar fosfatos, fijan el N2 atmosférico, etc.), descomponen los restos orgánicos del suelo, humidifican la materia orgánica, liberan los nutrientes haciéndolos asimilables por la planta, actúan como bioestimulantes, incrementan la eficacia fotosintética y contenido de clorofila, degradan contaminantes del suelo y aumentan la captación de agua, proporcionando más resistencia a la sequía.

“ Cada vez más, los microorganismos se usan en procesos agrícolas, de ahí la importancia de este nuevo servicio”

Las prácticas agrícolas modernas han llegado a depender en gran medida de los productos químicos, sin embargo, el abonado químico está ahora bajo sospecha, mientras que el aporte de microorganismos beneficiosos se entiende por los consumidores como algo más saludable y beneficioso para el entorno. El concepto de “microorganismos amigables” fue propuesto por primera vez por el profesor Teru o Higa, de la Universidad de Ryukyus, Japón, en la década de 1980.

El concepto de fertilidad de un suelo no es único, existen la fertilidad química, física y biológica, por lo tanto, para determinarla, necesitamos conocer las tres. En concreto, la biológica, o el estado microbiológico de un suelo, es un indicador de su estado general, de tal modo que un “buen” nivel de actividad microbiana muestra condiciones físico-químicas óptimas para el desarrollo de procesos metabólicos. Los microorganismos del suelo, principalmente bacterias y hongos, determinan la calidad del suelo a través de sus actividades metabólicas, contribuyen a la fertilidad del mismo y, por lo tanto, proporcionan cultivos saludables, vigorosos y productivos en el futuro. Sin embargo, hasta ahora, la medida de la fertilidad se centraba solo en parámetros químicos y la fertilidad microbiológica apenas se referenciaba en base a parámetros indirectos como la relación C/N.

Para complementar sus soluciones existentes en agricultura de precisión y gestión de la fertilidad, el laboratorio de Agrama ahora es capaz de analizar no solo la biomasa microbiana y respiración del suelo (utilizada como indicador de la actividad microbiana y radicular), sino otros indicadores microbiológicos del suelo durante los ciclos de cultivo. Además, este servicio también puede evaluar la eficiencia y la adaptabilidad de los microorganismos utilizados en diversas bioreparaciones y en los mismos productos orgánicos utilizados como bioestimulantes de plantas.

Para Agrama, líder en agricultura de precisión y monitoreo de fertilidad de los suelos para el sector agrícola, este nuevo servicio de análisis es una herramienta valiosa para ayudarlo a mejorar sus rendimientos, sostenibilidad y la calidad del producto.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *