Escribe para buscar

Sana, fresca y divertida, así es la nueva Sandía Foodie

Llega al mercado de la mano de Melón de Autor y, como ‘padrino’, lo hace con el objetivo de llevar al consumidor un producto de la máxima calidad con un gran valor añadido, durante el mayor tiempo posible.

Comparte
Sandía Foodie

Está demostrado que el éxito del melón y la sandía pasa por la diferenciación. De esto saben, y mucho, los productores Jordi Valle y Miquel Torradeflot, impulsores de Melón de Autor y ahora también de la Sandía Foodie, un nuevo proyecto que, como ellos mismos explican, “nace de la inquietud y los conocimientos acumulados durante años con la producción de Melón de Autor”.
Sandía Foodie es el resultado de la combinación de una producción agraria controlada y la creación de una marca como fórmula para llegar a los mercados más exigentes. Tanto es así que, solo en su primera campaña, está sandía ya ha logrado introducirse en los lineales de algunas de las principales cadenas de supermercados nacionales, que han valorado, sobre todo, su calidad interna. Esta sandía negra sin pepitas destaca por su sabor, carne crujiente y elevado contenido en agua, que hacen que, cuando se consume, genera una “verdadera explosión de sabor”.

El objetivo de esta nueva sandía premium es permanecer en los lineales el mayor tiempo posible y, para ello, cuentan con producción en distintas zonas, incluidas de contraestación, si bien sus productores tienen claro que el grueso de sus volúmenes será de origen nacional. Para ello, cultivan su Sandía Foodie en Almería, Murcia y La Mancha. Gracias a todas estas plantaciones, consiguen ofrecer producto a los mercados durante ocho meses.

La marca supone una garantía para el consumidor y, por ello, nunca se puede bajar la guardia. En este sentido, en Sandía Foodie realizan estrictos controles de calidad desde el campo, donde seleccionan solo las mejores sandías, hasta prácticamente la llegada a manos del consumidor. Así, llevan a cabo un minucioso seguimiento de la distribución para confirmar el trato adecuado a este producto premium.

Para dar a conocer la Sandía Foodie al consumidor final, acaban de poner en marcha una campaña en redes sociales protagonizada por la Familia Foodie. Valentina, la yaya Lola o la tía abuela Enriqueta son algunos de los miembros de esta familia amante de la comida sana y, cómo no, de la sandía, fruta rica en licopeno, citrulina y bajo nivel calórico. Con ellos, da el salto al foco mediático el Sr. Sandio, responsable de promocionar los juegos y sorteos semanales que se realizan desde las distintas redes sociales de Sandía Foodie.

Este equipo, nacido del ‘buen rollo’ y el divertimento, llega para conquistar a su público a base de juegos, historietas al más puro estilo comic y ladridos de Ruffy, el perro mascota de la familia, que devora la sandía como el que más. En definitiva, una campaña enfocada a enamorarnos.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *