Escribe para buscar

“Países como Italia están demandando fruta de calidad”. SAT ROYAL

Una vez superada la fase de psicosis inicial, la demanda se ha estabilizado, si bien, el menor número de actos de compra ha hecho caer las exportaciones, en el caso de SAT Royal, un 30%.

Comparte

Italia ha sido en esta crisis sanitaria el espejo en el que se han mirado los demás países europeos a la hora de controlar el contagio dentro de sus propias fronteras; y también es hoy una buena referencia sobre cómo podrán evolucionar los mercados de la fruta de hueso española. “Curiosamente, en Italia están demandando fruta de calidad”, afirma José Gandía, presidente de SAT Royal, quien reconoce que, en cualquier caso, los niveles de consumo no son los esperados: “Estamos exportando un 30% menos de lo previsto”.

Para él, son tres las fases por las que pasan los consumidores ante una situación de crisis sanitaria como la actual: primero, hacen acopio de productos no perecederos; en segundo lugar, comienzan a introducir frescos de forma masiva en su cesta; y, por último, el consumo se estabiliza, aunque por debajo de los límites habituales, ya que el número de actos de compra se reduce considerablemente. Países como Italia, España y Alemania están ya en esa tercera fase.

“ El exceso de oferta que caracteriza al sector puede verse agravado por la caída el consumo como consecuencia del COVID-19″

En estos momentos, los supermercados son, prácticamente, el único canal de venta que funciona a pleno rendimiento; los mercados tradicionales y los mayoristas han sufrido una importante caída. Y esos supermercados demandan una fruta de calidad como la española. “Tenemos sabor, un buen nivel de Brix, color, aroma… y los consumidores necesitan acceder, al menos, a estos pequeños placeres”, afirma Gandía; de ahí que añada que “la fruta de hueso está siendo todo un éxito en la cadenas italianas”.

Pensar en el corto plazo
Preguntado por el devenir del sector, Gandía se muestra cauto: “No podemos más que mirar a corto plazo”. La firma ha extremado sus medidas de seguridad en el campo y almacén, sus empleados son hoy lo más importante. De hecho, el presidente de SAT Royal lanza un mensaje de agradecimiento a todas esas personas que se levantan cada día para trabajar en el campo y hacen posible que otros muchos continuemos consumiendo productos de primera calidad. “Toda esa gente está yendo a trabajar con una generosidad tremenda”, afirma.

En el medio plazo, el principal problema al que se enfrenta el sector es la falta de mano de obra en zonas como Cataluña, muy dependiente de trabajadores extranjeros. Y si vamos un poco más allá, Gandía se refiere al problema “estructural” del exceso de oferta en el sector, que este año puede verse agravado por la caída del consumo como consecuencia del coronavirus. “En cuanto Italia y Francia tengan producciones locales, apoyarán el consumo nacional, que unido a nuestro exceso de oferta –que supera incluso el consumo- augura un cierre de campaña muy oscuro”, concluye Gandía.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link