Escribe para buscar

Onubafruit inaugura una nueva finca experimental

La cooperativa de segundo grado de berries continúa inmersa en el desarrollo de su línea de investigación con nuevos programas genéticos.

Comparte

El trabajo agrícola, a pesar de contar con la incertidumbre que ofrecen el clima y los mercados, es también una actividad marcada habitualmente por unas pautas rutinarias. Podemos pensar por ello que se trata de una labor poco creativa, pero en realidad es todo lo contrario. La agricultura en sí es un gran ejercicio de creatividad y buen ejemplo de ello es que es un sector de continuos cambios para los que hay que estar preparados.

Precisamente en eso, en estar preparados, piensan las cooperativas de Onubafruit, cómo no, una de sus apuestas para dar respuesta a los desafíos que plantea el sector hortofrutícola en la actualidad es la investigación.

El hecho de pasar de una economía productiva a una de conocimientos ha propiciado que los socios de esta cooperativa de segundo grado respondan a los cambios continuos del sector en base a su ya establecida y fructífera cooperación.

“ La finca estará ubicada en Valdeoscuro, en el término municipal de Gibraleón (Huelva)”

Trabajando en esa línea, inauguran esta próxima campaña una nueva finca experimental de unas 6 hectáreas destinadas a dar continuidad a su programa varietal. Ubicada en Valdeoscuro, en el término municipal de Gibraleón (Huelva), esta finca está destinada a ampliar los programas de mejora genética que el grupo viene desarrollando con el objetivo de obtener nuevas variedades de plantas con mayores rendimientos, mejor sabor, calidad de fruta y una serie de características diferentes del resto que ayuden a sus agricultores a proteger sus producciones y fortalecer su posición en los mercados.
El trabajo se desarrollará en dos etapas importantes. La primera, destinada a la investigación y la obtención de posibles variedades comerciales, y una segunda centrada en desarrollar esas nuevas variedades antes de llegar al productor.

Hasta ahora, este último paso siempre se había llevado a cabo con el propio agricultor, pero ahora surge la necesidad de comenzar una nueva línea de trabajo que incremente el éxito de las nuevas incorporaciones varietales.

Entre los principales objetivos del proyecto está la consecución de ensayos de campo para la obtención de datos a escala comercial, el desarrollo de las producciones en condiciones de clima y suelo similares a las de los productores y proporcionar una amplia gama de nuevas variedades para el futuro, incluyendo el apoyo técnico al productor con el fin de que logre obtener la mejor calidad de fruta posible incrementando sus rendimientos.

Por el momento, se ha comenzado la construcción de un almacén y de las instalaciones destinadas a la monitorización y control de riego, donde apostarán por un nuevo sistema llamado KNITINK. Las plantaciones se iniciarán a principios de noviembre.

Esta nueva finca se enmarca en el programa social y ambiental que la cooperativa del grupo Costa de Huelva está desarrollando en la zona y que busca la compatibilidad del medio ambiente y las labores agrícolas como una necesidad básica para el futuro ecológico y empresarial.

Este nuevo contexto subraya, una vez más, que las prioridades de la investigación en Onubafruit se centran en obtener una solución positiva y perdurable a las necesidades humanas y también es una muestra de la filosofía que mantienen sus socios, que entienden su propio desarrollo como un progreso efectivo dentro de su comunidad.

Share and Enjoy !

0Shares
Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *