Escribe para buscar

Nuevos mercados fuera de la UE. ALCAFRUIT

Alcafruit hace años que apostó por diversificar sus mercados y centrar su actividad en aquellos que otorgan un mayor valor a los cítricos.

Comparte
Alcafruit

El aumento de la demanda de cítricos durante los primeros meses de la pandemia, y la consiguiente subida de precios, dejaron un buen sabor de boca en el sector español, que deseó que la inercia hiciera el resto y la campaña 2020-21 comenzara con el mismo optimismo, “pero no está siendo así”, lamenta Rocío Soriano, gerente de Alcafruit.

El consumidor, que ya sabe que no va a faltar producto en el supermercado, ha frenado el ritmo de sus compras; la economía comienza a resentirse y, además, este año los calibres de las navelinas son más pequeños de lo habitual. Este tipo de fruta de menor tamaño es consumido, preferentemente, por el canal Horeca, inexistente en estos momentos, lo que dificulta una comercialización fluida. “Todo esto hace que el inicio de la campaña no sea tan bueno como esperábamos”, comenta Soriano.

En Alcafruit prevén alcanzar los 25 millones de kilos, cifra ligeramente superior a la de hace un año, ya que, si bien los calibres son menores, “la calidad de la fruta es muy buena, reduciéndose el porcentaje de destríos”. Aun así, Soriano es prudente: “Todo va a depender del volumen de calibres pequeños que tengamos”.

“Los productores debemos intentar no bajar los precios y ofrecer a nuestros agricultores un valor digno por su producto”

La firma, con sede en Alcalá del Río (Sevilla), exporta prácticamente toda su producción y, más allá de la Unión Europea (UE), busca destinos en Asia, América, e incluso, en África, donde iniciarán los envíos a Sudáfrica. “En Europa, la mayoría de los cítricos se consumen en malla, estando asociados a un valor estándar”, explica Soriano, quien apunta que su estrategia pasa por ofrecer un producto diferenciado, apostando por el encajado en lugar de la malla, y por eso “hemos optado por las líneas de ultramar”.

Alcafruit lleva años exportando a China, y en breve, y a pesar de la incertidumbre, iniciarán de nuevo los envíos. “Nuestro producto se destina a consumidores con un cierto poder adquisitivo y cuyo consumo, como en el resto del mundo, podría resentirse a causa de la recesión económica”, comenta la gerente. Además de Brasil, Argentina o Emiratos Árabes, la firma opera también en Canadá, un mercado que este año “hemos desarrollado bastante porque ha demandado muchos calibres pequeños”, y espera introducir sus productos en Estados Unidos.

A pesar de los problemas de calibre actuales, todo apunta a que desaparecerán cuando comience la recolección de las variedades tardías. Para entonces, Soriano espera que también haya descendido la presión de los supermercados sobre los precios y apela a la responsabilidad del sector: “Los productores debemos intentar no bajar los precios y ofrecer a nuestros agricultores un valor digno por su producto”.

Etiquetas

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link