Escribe para buscar

Miguel Ángel Hidalgo cede a Manuel Rosas la Dirección Corporativa de I+D de Planasa

Tras 35 años en la empresa, Hidalgo deja su cargo como CSO y toma el testigo Manuel Rosas, que cuenta con una dilatada trayectoria en grandes empresas del sector en Estados Unidos y México, entre otros países. Entrevistamos a ambos profesionales para realizar un recorrido por el que ha sido, es y será el desarrollo varietal de frutos rojos en Planasa.

Comparte
Planasa frutos rojos variedades

El breeding es el pilar fundamental sobre el que sustenta su desarrollo de negocio Planasa y cuyo liderazgo confiaban a Miguel Ángel Hidalgo desde el año 2003, quien ha sido artífice y partícipe junto con los equipos de breeding de los éxitos varietales de la compañía y que continuará a partir de ahora vinculado a ella como asesor técnico. Su sustituto es Manuel Rosas, cuya trayectoria profesional se ha desarrollado principalmente en empresas del sector en Estados Unidos, como Bayer/BASF, Nunhems, Driscoll’s y Monsanto, y que viene a aportar, según sus palabras, “su experiencia y conocimiento y aplicarlos en nuevas tecnologías y el desarrollo de herramientas para mejora, de gran utilidad para los breeders”. De esta manera, se muestra dispuesto a implementar los cambios que impone la evolución del mercado y “continuar ofreciendo variedades diferenciables como las que ha desarrollado Miguel Ángel con un proceso de mejora más eficiente si cabe”.

Repaso al pasado
Hace 35 años que Miguel Ángel Hidalgo tuvo su primer contacto con la fresa de Huelva, un sector en el que Planasa siempre ha focalizado sus desarrollos, con un centro de I+D en la provincia desde sus inicios. “La evolución ha sido tremenda, antes las variedades apenas daban 400 gramos y la fecha de mayor producción era mayo; ahora la campaña se inicia en diciembre y se ha llegado a triplicar la producción, e incluso alcanzar 1,5 kg por planta”, detallaba Hidalgo. De la primera variedad de la firma con éxito comercial en fresa y 100% española, Tudla, pasaron a Candonga, que aunaba calidad organoléptica, productividad y respondía a la demanda del mercado europeo.

“De hecho, en la actualidad, es una variedad mayoritaria para el Sur de Italia”. Con el paso de los años, sus investigaciones han ido internacionalizándose y, hoy por hoy, Planasa cuenta con centros de I+D en Francia, México y California, donde desarrollan variedades para el resto de zonas productoras del mundo que buscan responder a los nuevos retos que se plantean.

Adelita, en frambuesa, ha sido otro de los éxitos de la compañía durante estos años, al ser la primera variedad primocaña capaz de producir en invierno con la misma calidad de fruta. En arándano, destacan las seis variedades de su programa de mejora, y en mora, Black-Sultana, de la que solo en México comercializan más de un millón de plantas.

Desarrollo varietal
Los mercados cambiantes y las nuevas necesidades han dado lugar a un amplio abanico de variedades en el sector de fresa, que a veces confunden al productor. “Desarrollar una variedad cuesta más de un millón de dólares y no se debe permitir que el productor, tras debe permitir que el productor, tras probarla, la llegue a descartar”, comenta Rosas. Para ello, “en Planasa, el protocolo que seguimos para llegar a lanzarlas al mercado es muy estricto y pasa muchos filtros por parte de un amplio equipo de mejora, no solo de los breeders, y cuenta con distintas etapas de validación”, apunta Miguel Ángel Hidalgo.

“El desarrollo varietal ha permitido adelantar la campaña de mayo a diciembre y triplicar
la producción”

“El futuro pasa por hacer variedades más flexibles ante el cambio climático”

“Candonga sigue siendo una variedad mayoritaria en el
Sur de Italia”

“Hidalgo ha dirigido equipos de breeding que han logrado variedades de éxito mundial”

“El nuevo director de I+D
busca combinar su experiencia y conocimiento con las
nuevas tecnologías”

Claves de futuro
El futuro es hacer variedades más flexibles ante el cambio climático. En esta búsqueda de la máxima adaptabilidad coinciden ambos expertos. “Es preciso un mayor nivel de resistencias, menos necesidades hídricas y de tratamientos fitosanitarios y nutricionales, etc., además de productividad, calidad y vida comercial”, manifiestan. Una tendencia que también exige el mercado, de productos más seguros y sanos. Para ello, también coinciden en que es importante hacer uso de las nuevas tecnologías que se están desarrollando.

Desde Planasa confían en poder seguir contribuyendo con nuevos materiales al desarrollo de un sector que, con eficiencia y buen hacer, puede seguir manteniendo su posicionamiento actual. Especialmente con el legado de Miguel Rosas; juntos conforman un tándem que estamos seguros seguirá trayendo éxito al sector.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link