Escribe para buscar

Melones y sandías con nombre propio. UNICA

La marca como fórmula para diferenciarse gana adeptos en el sector, que ve cómo el consumidor la percibe como garantía de calidad.

Comparte
Unica

Aportar valor añadido es clave en el sector hortofrutícola en general y lo es aún más cuando las expectativas de campaña son poco halagüeñas. Ese valor añadido viene respaldado, en muchas ocasiones, por la creación de una marca que, fruto del esfuerzo de los productores, que desarrollan e implementan estrictos controles de calidad, los consumidores relacionan con un producto con todas las garantías. En Unica han tenido claro desde el principio que este es el camino a seguir y el resultado en melón y sandía es su marca Freshquita, ya consolidada en el mercado nacional; de hecho, “los clientes nos la piden directamente”, afirman casi al unísono Loli Rodríguez, responsable de sandía, y Chema Fernández, responsable de melón de Unica.

“La marca es fundamental para diferenciarse”, comenta Rodríguez, quien explica que, incluso, “ante una mala situación de venta, te ayuda a posicionar mejor tu producto en los mercados”. Trabajan tres marcas: además de Freshquita, la referencia para su sandía rayada y melón de alta calidad, Soolpassion, su alternativa, y Fashion para su sandía negra sin semillas.

En esta campaña, la mayor exportadora hortofrutícola española prevé comercializar en torno a 30 millones de kilos de sandía y algo más de 18 millones de melón, producto del que han aumentado sus hectáreas en Murcia, sobre todo de Galia. En este sentido, Fernández lamenta el declive de esta fruta en Almería, cuya recuperación pasa por la introducción de nuevas variedades de mayor calidad y, sobre todo, sabor. Mientras tanto, para poder ofertar a sus clientes ese melón Galia de calidad que demandan, la firma ha iniciado esta campaña la producción bajo plástico en Murcia para adelantar el cultivo unas semanas. “Hay cadenas de supermercados de Holanda, Inglaterra o Portugal que ya no quieren el melón de Almería” y, de hecho, encadenan sus programas de ultramar con la producción murciana.

Un inicio complicado
El comienzo de la nueva campaña está siendo complicado tanto para melón como para sandía. Sus producciones se han adelantado en torno a 15 días en Almería, coincidiendo en los mercados con melones y sandías de ultramar, Senegal o Marruecos que, en el caso del melón, “ofrece un producto con un nivel de Brix más elevado y a un precio más bajo”. A esto hay que sumar un clima aún frío en Europa que, a principios de mayo, no favorecía el consumo. El resultado no es otro que melones y sandías a bajos precios, esta última, casi la mitad que en 2018.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *