Escribe para buscar

Más vida comercial para llegar más lejos. OXYION

Es la principal ventaja de la tecnología postcosecha de Oxyion para la fruta de hueso, que garantiza así su calidad e inocuidad en destino, factor determinante en tiempos de pandemia.

Comparte

La seguridad alimentaria ha cobrado más importancia, si cabe, desde que hace un año el COVID-19 llegara a nuestras vidas. A las continuas inspecciones de las administraciones públicas, cadenas de supermercados o certificadoras como BRC e IFS, se suma la preocupación por la inocuidad de frutas y hortalizas, hasta el punto de que “las solicitudes de información y proyectos postcosecha hayan crecido con respecto a 2020, y más aún en relación a 2019”, según comenta Joaquín Huertas, director comercial para Europa de Oxyion.

La empresa trabaja en todo el mundo y, es más, presta servicio a clientes globales como la firma chilena Frusan, el mayor exportador de cereza del mundo; o empresas nacionales como Onubafruit, líder en el sector de los frutos rojos, y HaciendasBio, primer exportador y productor de fruta de hueso bio, entre otros. Gracias a esta experiencia, “hemos observado que, en cada campaña, son más los productores de fruta de hueso que buscan productos complementarios para mantener operativas sus instalaciones los 12 meses”, apunta Huertas. Y eso, obviamente, abre un sinfín de oportunidades para la tecnología de Oxyion, gracias a sus efectos positivos sobre la fruta.

“Eliminamos cualquier posibilidad de contaminación por virus, bacterias y hongos en la fruta de hueso”

Entre ellos, destacan la prolongación de la vida comercial, el mayor rendimiento en ventas al disminuir los rechazos o seguridad alimentaria, puesto que “eliminamos cualquier posibilidad de contaminación en estas frutas, al menos, hasta la salida del almacén”. La tecnología de Oxyion tiene un impacto especialmente positivo en frutas de hueso más sensibles al etileno como el albaricoque: “Afectamos de una manera muy positiva al almacenaje y vida postcosecha de este tipo de frutas, que no son muy susceptibles de ser guardadas y tienen una vida útil relativamente corta”.

Asimismo, esta tecnología resulta muy efectiva para el tratamiento de ataques de hongos, sobre todo Monilia, Botrytis, Rhizopus o Geotricum, entre otros.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link