Escribe para buscar

Marruecos está marcando cada campaña. PERLAHUELVA

En frambuesa y arándano, el país alauita sigue creciendo con unos costes con los que el producto español no puede competir y esto, sin duda, perjudica la situación presente y futura del sector onubense.

Comparte

Hace ya 20 años que Juan Ramón Hernández detectó la necesidad de comercialización que tenían pequeños agricultores del Condado de Huelva, y decidió constituir la empresa Perlahuelva. Una entidad que hoy por hoy exporta casi la totalidad de su producción de fresa, frambuesa y arándano a Europa. Una de sus peculiaridades es que la fresa solo la tienen en hidropónico, una inversión que le permite registrar menos problemas de calidad y de falta de mano de obra, además de una menor necesidad de tratamientos, mayor optimización de recursos y menor consumo de agua, como explica su director general, Juan Ramón Hernández: “Cultivamos el 100% de la fresa en sistemas de producción hidropónico y con sustrato orgánico, y representamos solo una muestra del compromiso de los productores de Huelva en el desarrollo sostenible, algo que no debe poner ningún mercado en tela de juicio”.

Este es un aspecto positivo del sector, que hay difundir justo en estos momentos en los que hay que poner en valor los frutos rojos de Huelva ante el auge y la competencia de los terceros países. En este sentido, y bajo el punto de vista de Hernández, es Marruecos la mayor amenaza y que seguirá marcando los resultados de las diferentes campañas. “Su superficie de frambuesa ya ha superado a la de Huelva, por lo que su creciente volumen y sus costes laborales, de 6 euros al día, son los factores que nos están haciendo daño porque no podemos competir con eso”, comenta el director general de la firma.
“A esto se le añade la reciente subida del Salario Mínimo Interprofesional en España”, apostilla Hernández.

En arándano, por su parte, las perspectivas tampoco son muy halagüeñas según comentan desde Perlahuelva. El ritmo de crecimiento de su superficie en Chile, Perú, Marruecos, España y otros países en Europa es mayor que la capacidad de consumo, con lo que “el futuro puede ser muy negro”.

Ante esta difícil situación, la estrategia pasa ahora por poner en valor la calidad de la fruta onubense, la frescura que ofrece por su cercanía al mercado europeo y estar más unidos para poder ser una sola voz ante las Administraciones, que sin duda deben tomar cartas en el asunto, mediante “aranceles, cupos, bajadas de impuestos,… lo que sea necesario”.

En esta línea, el director de Perlahuelva aboga por la creación de una Denominación de Origen de Huelva y por la diversificación de mercados orientados hacia los países asiáticos. “Quizás esa sea la salvación de Huelva”, concluye.

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *