Escribe para buscar

Mantenimientos recomendados del tractor: cómo alargar la vida útil de la máquina

Dibujamos el mapa general de las necesidades habituales del tractor, a fin de recordar cuáles son los elementos a considerar en un buen mantenimiento.

Comparte
tractor

Entre el uso de la propia y de la ajena, la reparación y los carburantes que necesita, la maquinaria se lleva buena parte de la inversión del agricultor.

El sector está reclamando medidas que favorezcan un precio justo del producto y conviertan la actividad agrícola en sostenible, dada su relevancia estratégica.

Mientras tanto, y como siempre, no queda otra que intentar optimizar al máximo los procesos para que la campaña resulte rentable, lo que pasa necesariamente por la supervisión y la puesta a punto de la maquinaria.

La revisión debe ser regular
Es preciso recordar que la revisión de los líquidos no se hace por kilómetros, como sucede en los vehículos de uso regular no asociados al trabajo en el campo. Las comprobaciones deben ir en relación a las horas de trabajo, lo que emplaza a una supervisión después de cada uso.

Al hablar de líquidos hacemos referencia al aceite del motor, el hidráulico, el fluido de transmisión o el líquido refrigerante. Además de comprobar la cantidad mirando los recipientes, hay que sustituirlos en el taller cuando se necesario.

Para alargar la vida útil de tu vehículo, la recomendación es el uso de un aceite de altas prestaciones como los de la marca Fuchs.

Más allá de los líquidos, el conector de las partes movibles del vehículo debe estar bien lubricado. Hablamos principalmente de los frenos, el embrague y el enganche, que necesita un fluido que se puede extender con una pistola a presión.

Elegir bien es fundamental
Para saber con qué frecuencia se deben sustituir los líquidos y qué recomendaciones seguir con estos y otros componentes, hay que remitirse al manual de instrucciones. Este recoge las especificaciones técnicas que necesita el modelo en cuanto a mantenimiento, un capítulo que aborda el motor, la transmisión y los filtros, entre otras cosas.

Esto de elegir bien se extiende también al taller mecánico especializado en mantenimiento de vehículos y maquinaria agrícola. Además de ofrecer servicios de diagnóstico, reparación y verificación de motores, sistemas eléctricos y de encendido, de cambio y transmisiones o de revisión y sustitución de neumáticos, entre otras, debería ofrecer precios competitivos, presupuestos gratuitos y garantías tras la reparación.

Lo habitual es que el taller se dedique también a la venta de productos específicos, y que esté especializado en algún tipo de vehículo. Al visitar uno, resultan relevantes aspectos como la limpieza del local y el equipamiento de su personal.

Los neumáticos a punto
Para tener los neumáticos a punto, recordamos la importancia de medir la presión. Es una tarea que se debe ejecutar regularmente y con este en frío, lo que implica proceder antes de iniciar las labores agrícolas de rigor.

Por lo general, se recomienda optar por una presión mínima, sin que obviamente esta llegue a afectar a la estabilidad ni al desplazamiento de la máquina. Las claves están en que, al reducir la presión en la rueda, se reduce también la que se transmite a los diferentes suelos, lo que generará una profundidad menor. Junto a una velocidad regular, la tracción será mejor y se disminuirá el deslizamiento de las redas.

Atención constante a las señales luminosas
Un agricultor responsable se detiene cuando se enciende alguna de las señales luminosas del panel, más aún si no sabe qué significa. De ahí la importancia de tener a la mano el manual de instrucciones y consultar el significado.

Pero claro, además de saber a qué hace referencia esa señal luminosa, hay que conocer cuáles son los niveles óptimos de indicadores, como la temperatura o la presión del aceite.

Filtros y radiadores en buen estado
Los filtros son los componentes del tractor que más sufren, pues están expuestos a la suciedad y el agua. Para limpiarlos conviene utilizar un aspirador y no líquidos. Si cuesta retirar los restos lo mejor es cambiarlo por uno nuevo.

Algo similar sucede con la parrilla del radiador, también expuesta a elementos ambientales que la desgastan como el polvo, los insectos, la hierba del campo u otros elementos naturales. Basta con una observación somera para poder verla y retirar lo que sea necesario.

Hemos dibujado el mapa general de las necesidades habituales del tractor, a fin de recordar cuáles son los elementos a considerar en un buen mantenimiento. Para recomendaciones más específicas, es necesario consultar al fabricante, al distribuidor y/o al taller de especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link