Escribe para buscar

Los países euroasiáticos, ¿nuevos competidores? WAPA

Helene Deruwe. Subsecreteria General de WAPA (World Association of Pear and Apple).

Comparte

Durante más de 20 años, el sector de las manzanas y las peras se ha replanteado su posicionamiento internacional para poder equilibrar una producción creciente con un estancamiento (o disminución) del consumo. Este desajuste de los mercados se debe, sobre todo, a la incorporación de nuevos países productores con una mayor oferta de otras frutas y productos agroalimentarios. En este contexto, en el año 2000, se creó la Asociación Mundial de Manzanas y Peras (WAPA) para ser un foro de discusión entre los principales países productores del hemisferio norte (europeos y norteamericanos) y el hemisferio sur. En 2016, China, que actualmente representa más del 80% de la producción y el comercio mundial de ambos productos, se unió a la Asociación.

Desde su lanzamiento, la WAPA se ha convertido en un instrumento muy útil para mejorar la transparencia del sector, consolidando las previsiones de cultivos de los hemisferios norte y sur y la disponibilidad de información sobre las existencias.

Manzanas y peras ocupan casi el 10% del espacio de venta minorista, pero solo representan del 3% al 5% del valor

La Asociación está analizando en estos momentos con cierta preocupación las inversiones realizadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Banco Mundial Europeo, especialmente en la región euroasiática, incluyendo Serbia, Moldavia, Ucrania, Turquía, Kazajistán y Uzbekistán. Desde una perspectiva europea, estos desarrollos son de gran importancia, dado que estos países siguen siendo destinos de exportación para los productores de la UE, especialmente tras el veto ruso. Sin embargo, una producción creciente en esta región podría traducirse en una competencia aún mayor de las exportaciones europeas a los múltiples mercados de Oriente Medio, Eurasia y, potencialmente, Rusia, si este mercado se volviese a abrir a los productos comunitarios. Recordemos que, si bien la manzana sigue siendo la principal categoría de exportación de frutas y verduras de la UE, se vio fuertemente afectada por el embargo ruso (hasta 800.000 Tn de exportaciones de manzanas), así como por el cierre del mercado argelino.

Como alternativa, la apertura de nuevos destinos para los productos de la UE es una buena solución (India, Asia Sudoriental y América Latina), aunque los procesos siguen siendo muy largos y costosos.

La experiencia de la WAPA en los últimos 20 años ha sido de gran valor para sus miembros. La Asociación no solo permite el intercambio de información entre los líderes de la industria, sino que también ha logrado construir una comunidad internacional única. Dentro de la Asociación se intercambian ideas, experiencias y tendencias de mercados en productos frescos y procesados ​​para abordar los desafíos del sector.

En los próximos meses, el sector de las manzanas y las peras tendrá que seguir reflexionando para buscar soluciones a los nuevos desafíos. Hoy en día, preocupa que ambos productos ocupan alrededor del 8% al 10% del espacio de venta minorista, pero solo representan del 3% al 5% del valor del retorno. Esta tendencia no solo se produce en Europa, sino también en la mayoría de los países industrializados.

LA WAPA es hoy la herramienta indiscutible para que la industria reflexione y encuentre soluciones para los desafíos globales a los que se enfrenta el sector de las manzanas y peras.

 

Etiquetas

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

Subscríbete a nuestra newsletter
Sé el primero en conocer las noticias diarias del sector hortofrutícola, directas a tu email
Suscríbete
Mantente informado, siempre puedes darte de baja.
close-link